Fútbol

…Y un día el futbol volvió en Argentina

Luego de un prolongado litigio por problemas económicos comenzó el campeonato apertura de futbol en Argentina. El comienzo del torneo se postergó dos semanas a raíz del conflicto que se suscitó a partir que la federación de futbol de ese país decidiera romper el vínculo contractual que mantenía con la empresa multimedial que tenía los derechos de transmisión de los partidos. Con apoyo financiero del estado, que se hizo cargo de los gastos de televisación, y un nuevo esquema de transmisión comenzó el torneo.

Luego de un mes de agitadas negociaciones contrarreloj, el campeonato de futbol comenzó en Argentina. El conflicto comenzó cuando varios clubes de primera división pusieron de manifiesto sus problemas financieros y la imposibilidad de honrar sus deudas y de ese modo apuntaron directamente a la recaudación que recibían por los derechos de televisación. La asociación de futbol argentino decidió romper el vínculo con la empresa TSC, quien había adquirido desde 1994 los derechos de televisación del futbol argentino, y pactó con el gobierno nacional un arreglo para que el estado se haga cargo de un mayor caudal de dinero para los clubes: 600 millones de pesos ingresarán a las arcas de la AFA en lugar de los 260 que ingresaban antes en conceptos de cesión de derechos de televisación.

En una improvisada infraestructura televisiva, la primera fecha comenzó con pocos goles (apenas 23, 9 de cuales fueron de cabeza) y 4 de los 5 equipos grandes sin conocer la victoria: derrotas de River, Racing e Independiente y empate de Boca (el único de la fecha). Entre los denominados “grandes” sólo San Lorenzo pudo cantar victoria sobre el recientemente ascendido Atlético de Tucumán.

Por su parte la empresa que tenía por contrato los derechos de transmisión comienza a armar la estrategia judicial con la cual llevará adelante un reclamo a la justicia por incumplimiento de contrato de parte de la AFA.