Fútbol

Vuelve la Liga bipolar

leo messi

Otra Liga de dos. Bipolar. O al menos eso es lo que parece, un año más, a tenor de lo acontecido a lo largo del verano, donde Real Madrid y FC Barcelona se han reforzado con jugadores de primer nivel mientras que sus rivales directos se han desprendido de sus mejores futbolistas.

Desde hace unos años el dominio de Real Madrid y FC Barcelona en la Liga es abrumador. Concluyen los campeonatos con un centenar de puntos mientras que el resto de equipos que antaño aspiraban a desafiarles apenas alcanzan los 75. La emoción, por tanto, no es una de las características principales del torneo español.

Movimiento en los banquillos

En esta nueva temporada el cambio más importante en el Real Madrid es el que afecta al banquillo, donde Carlo Ancelotti ha sustituido al siempre polémico y elegantemente vestido José Mourinho. El club presidido por Florentino Pérez ha prescindido de algunos jugadores como Higuaín o Albiol, y ha apostado en esta ocasión por jóvenes talentos españoles, como Isco e Illarramendi.

El FC Barcelona, por su parte, también ha cambiado el inquilino de su banquillo, pero en esta ocasión por obligación. Tito Vilanova, por enfermedad, no continuará entrenando al club catalán y ha sido relevado por el argentino “Tata” Martino.

El fichaje más mediático del verano lo ha realizado el equipo catalán con la contratación de Neymar, del que se espera que forme junto a Messi una de las mejores parejas atacantes de la historia.

Venta de estrellas

En cuanto al resto de equipos, tendrán que contentarse con luchar por una plaza para disputar la Champions o la Europa League. El Atlético de Madrid ha tenido que prescindir de su mejor futbolista, Falcao, al que ha sustituido con David Villa. El Valencia pierde a Soldado e incorpora a Hélder Postiga mientras que el Sevilla ha tenido que vender a Negredo y Navas para cuadrar su balance y los ha sustituido por Gameiro y Carlos Bacca.