Fútbol

Victoria en el silencio y a octavos

El Atlético de Madrid consiguió el pase a los octavos de final de la Champions League al vencer por 2-1 al PSV en el partido disputado a puerta cerrada por un castigo todavía sin aclarar tras unos incidentes en los que el club madrileño no tuvo ninguna culpa. Con este resultado, el equipo de Aguirre se jugará el primer puesto del grupo en Francia, frente al Marsella.

El Atlético salió muy concentrado al campo, quizá porque no había con que distraerse ya que no había público. Pronto se adelantaron los madrileños tras un gol de Simao en el minuto 13 de partido. A la media hora de partido parecía que el Atlético encarrilaba el partido con el segundo gol a cargo de Maxi. El mejor de esta primera parte fue Simao, que volvió loco a la defensa holandesa.

En la segunda parte, los madrileños salieron completamente dormidos y, nada más comenzar, el PSV ponía el 2-1 en el marcador con un gol de Koevermans. De ahí hasta el final, la incertidumbre se adueñó del Atlético, que no pasó excesivos problemas pero pudo pagarlo muy caro.

En el otro partido del grupo, el Liverpool de los españoles ganó por 1-0 al O. Marsella por lo que, en la última jornada, el equipo inglés y el Atlético se jugarán el primer puesto del grupo. El Atlético lo hará, en un ambiente hostil, en Marsella, mientras que el Liverpool lo hará en Holanda.