Otros Deportes

Usain Bolt, el atleta de oro

fotobolt

El jamaicano Usain Bolt, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 100 metros, recuperó en Moscú, con una marca de 9.77, la corona que había perdido, por descalificación, en los Mundiales de Daegu 2011. Justin Gatlin (9.85) y Nesta Carter (9.95) le acompañaron en el podio.

Usain Bolt logra así la primera de las tres medallas de oro a las que aspira en los Mundiales de Atletismo que se están celebrando en Moscú. Tras los 100 metros lisos, lo intentará ahora en los 200 y en la prueba del relevo 4×100. De conseguirlo, se convertiría en el atleta más laureado de la historia de los Mundiales, superando al estadounidense Carl Lewis.

Menor competencia

Las bajas de sus principales adversarios, por lesión (Yohan Blake) o por dopaje (Tyson Gay y Asafa Powell) habían reducido la final de 100 metros a una suerte de combate contra sí mismo, contra el recuerdo de su descalificación en Daegu 2011 por precipitarse en la salida. Además, hace apenas un mes, Bolt fue derrotado por Justin Gatlin en la Golden Gala de Roma, y algunos mantenían dudas acerca del rendimiento que ofrecería el atleta jamaicano en la final.

La carrera, como se esperaba, la empezó dominando Gatlin hasta los primeros 40 metros y, a partir de ahí, la potencia de Bolt evidenció que sigue siendo el mejor.

Pero entre las múltiples cualidades que atesora Bolt está la de ajustar su puesta a punto al objetivo del año. El año pasado Blake le derrotó en 100 y en 200 metros, pero fue Bolt quien ganó la final olímpica con la segunda mejor marca de la historia (9.63). Ahora, su objetivo al viajar a Moscú no era otro que lograr un nuevo oro.

Sin récord del mundo

La nueva medalla de oro, la sexta en Mundiales, devolvió la sonrisa a Usain, que no pudo batir su récord del mundo (9.58) que data de hace cuatro años, entre otras cosas por las dificultades de las condiciones meteotológicas (lluvia y viento en contra).