Baloncesto

Unicaja y Valencia Basket no dan la Liga por perdida

Dorsey, jugador del Barça.

Todo parecía indicar que Real Madrid y FC Barcelona iban a finiquitar la penúltima fase de los play-offs por el título con un marcador de 3-0 tras las dos victorias iniciales ante Unicaja y Valencia Basket. Sin embargo, malagueños y valencianos se han rehecho y han forzado, al menos, un cuarto encuentro.

Los play-offs siempre deparan alguna sorpresa y sin duda la victoria a domicilio del equipo que dirige Velimir Perasovic en Barcelona ha sido una de ellas.

Un Valencia heroico

El Valencia Basket acudía al Palau tras perder los dos partidos en su pabellón y con las bajas de hombres tan importantes como Dubljevic, Aguilar y Sato. El Barcelona se las prometía muy felices y pensaban solventar la serie por la vía rápida.

El partido comenzó bien para el equipo local, que gracias al buen hacer de Dorsey lograba mantener ventajas en torno a los diez durante los dos primeros cuartos.

Tras el descanso el Valencia Basket dio una muestra de orgullo, apeló a la heroica y con Doellman, Lishchuk y Ribas conseguían voltear el marcador y entrar con opciones de ganar en los últimos minutos.

El nerviosismo llegó a las filas del FC Barcelona, con muchos fallos en sus hombres exteriores, y fue aprovechado por los valencianos que no se rinden pese a lo mermados que están en el apartado físico. Al final, 70-74.

El Unicaja fue mejor

El Unicaja hizo valer el factor campo (88-75) y demostró que el buen baloncesto desplegado en los dos primeros encuentros en Madrid no fueron un espejismo. La serie se les había puesto muy cuesta arriba pero el buen juego les hacía albergar esperanzas de que en su cancha podían nivelar la balanza ante un Real Madrid que durante todo el partido fue a remolque de los malagueños.

Habrá que esperar al cuarto partido en las dos eliminatorias para saber si la final la disputarán los rivales eternos, Madrid y Barça, o si Valencia y Málaga continúan dando emoción a la Liga al menos durante unos días más.