Tenis

Un poco de cesped, después de tanta tierra

Después de la consagración de Roger Federer en el abierto de Paris, los tenistas de todo el mundo comenzaron su preparación sobre hierba de cara a la próxima edición del torneo más clásico de todos: Wimbledon.
Esta semana los jugadores que intentan buscar su mejor forma para dar lo mejor de si mismos en el Grand slam inglés se presentan en los torneos de Londres y Halle.
El campeón defensor de Halle, el mismisimo Federer, decidió no defender su corona ya que viene de dos semanas intensas que finalizaron con su consagración en Roland Garros y prefirió tomarse la semana para descansar. Por su parte, el número 1 del mundo, Rafael Nadal, tampoco defenderá su triunfo de 2008 en Londres por una molestia en su rodilla, aunque se encargó de aclarar que no está en duda su participación en Wimbledon.

En la capital inglesa, el ex-número 1 del mundo Andy Roddick demostró que se siente comodo en esta superficie y que no fue coincidencia el haber disputado en dos ocasiones la final de Wimbledon. Veloz y con un característico y demoledor saque, el estadounidense no tuvo mayores problemas para dejar en el camino al belga Kristof Vliegen por 6-1 y 6-4. En tanto, su compatriota James Blake busca volver a integrar la camada de los diez mejores jugadores del ranking y para ello se aseguró su estadia en la siguiente ronda al derrotar al croata Ivan Ljubicic quien no logra reencontrarse con su mejor nivel de tenis, el que lo llevara a ubicarse como número 3 del ranking.

En tanto, otro ex-número 1 tiene motivos para festejar. El español Juan Carlos Ferrero tuvo un afortunado debut en el cesped de Londres asegurandose su pase a la siguiente fase gracias a la lesión del frances Sebastian Grosjean. De este modo el Mosquito logró su victoria número 400 en el circuito ATP y deberá medirse en la siguiente ronda ante otro francés, Paul-Henri Mathieu.