Ciclismo

Tony Martin gana su tercer oro mundial en contrarreloj

foto martin

Tony Martin ganó una de las contrarrelojes más disputadas de la historia reciente del ciclismo y ganó el tercer oro consecutivo en unos Campeonatos del Mundo. Bradley Wiggins consiguió la plata mientras que Cancellara tuvo que conformarse con el bronce.

La prueba tuvo lugar en Florencia, la cuna del Renacimiento, y en el recorrido de 57 kilómetros Martin voló hasta los 52,9 km/h. En la clasificación final los españoles Jonathan Castroviejo y Luis León Sánchez concluyeron en unas posiciones muy discretas, 14ª y 35ª, respectivamente.

Los favoritos dieron espectáculo

Fue una hermosa pugna entre los tres mejores especialistas del mundo del momento. Una contrarreloj no suele emocionar. La disputan realmente muy pocos con verdaderas opciones de ocupar los primeros puestos mientras que la gran mayoría de ciclistas representa un papel secundario. Pero esta crono en Florencia deparó lo mejor de lo mejor.

Durante una hora y casi diez minutos se sucedieron las alternativas. Al principio fue Cancellara el que parecía lanzado hacia su quinta coronación; después todo el mundo pudo comprobar la estabilidad y regularidad de Martin encima de la bicicleta, siempre fiable; y por último sorprendió la remontada de Wiggins, que fue de menos a más.

Fue un bonito duelo en un país que venera el ciclismo y que quedará grabado en la memoria de los buenos aficionados por mucho tiempo.

También por equipos

Ganó Martin desde la mitad de la prueba, cuando los pulmones de Cancellara se quemaron y Wiggins no encontró tiempo para pisar el acelerador. De esta forma el germano, que también ha ganado la contrarreloj por equipos del Mundial con el Omega, se quita el mal sabor de boca de la etapa de Cáceres en la última Vuelta a España que perdió a 20 metros de la meta por un arreón de Cancellara después de haber sostenido en sus piernas una escapada en solitario de 175 kilómetros.