Una maldición que parecía no tener fin

Parece mentira, pero el 22 de junio no era justamente un día preparado para los festejos de la selección española. Así siempre lo había dictado la historia y las circunstancias. Cada vez que España había jugado una instancia de estas características y había llegado a los penaltis, había perdido irremediablemente. Todo hacía prever que esta […]