Fútbol

Sorpresiva muerte de Dani Jarque

Sorpresa y consternación son los sustantivos que definen lo sucedido en el ámbito del club Espanyol de Barcelona. El sábado pasado se conocía la noticia del deceso de su capitán Daniel Jarque de apenas 26 años.

Sucedió en Converciano, Italia, donde el equipo estaba concentrado. El capitán del Espanyol mantenía una comunicación telefónica con su novia, cuando súbitamente dejó de hablar. Ella avisó a Corominas y el delegado subió hacia la habitación de Jarque donde encontró al jugador desvanecido e inconsciente.

La muerte fue causada por un ataque cardíaco producto de una asistolia no desfibrilable. A pesar de los intentos de resucitación por parte del médico del plantel, Jarque no reaccionó. Lo mismo hicieron los servicios de urgencia que se presentaron en el lugar sin éxito alguno.

Jarque formaba parte del plantel del Espanyol desde 2002, año en que había logrado dar el salto desde las divisiones inferiores en las cuales jugaba desde los 12 años.