Otros Deportes

Sergio García hace las paces con Tiger Woods antes del US Open

fotosergio

El golfista español Sergio Garcia aprovechó la primera jornada de prácticas del US Open de Golf, que comienza el jueves en el Merion Golf Club de Philadelphia, para cumplir su palabra y disculparse en persona con Tiger Woods. El castellonense se acercó a su rival mientras éste calentaba y, tras una breve conversación, ambos se estrecharon la mano.

Desafortunado comentario

Este encuentro es el primero que se produce tras el desafortunado comentario de Sergio García durante la ceremonia de entrega de premios del circuito Europeo, el pasado mes de mayo, en la que el español respondió que invitaría a cenar “pollo frito” a Tiger, una expresión que, en los Estados Unidos, se considera racista y que le valió a Sergio para ganarse la crítica unánime de prensa y aficionados. El propio Woods lo calificó de “equivocado e inapropiado”.

García se disculpó en dos ocasiones, primero a través de un comunicado y después en una rueda de prensa, asegurando que se trataba de un comentario desafortunado. El español prometió pedir perdón en persona a Tiger en la primera oportunidad que tuviera. Ahora ha cumplido su palabra.

Viejas rencillas

Las tensiones entre ambos golfistas vienen de lejos, pero alcanzaron su punto más álgido a mediados del pasado mes de mayo, cuando coincidieron en el mismo partido en la tercera ronda del The Players y el golfista de Castellón culpó a Tiger Woods de provocarle un fallo en uno de sus golpes. Ese incidente propició que ambos se lanzaran los trastos a la cabeza a través de la prensa e hicieran pública su conocida animadversión.

La escalada verbal culminó con el comentario del “pollo frito”, que irónicamente podría servir, tras la petición pública de disculpas y la conversación entre ambos, para que Sergio García y Tiger Woods normalicen una situación enquistada desde hace años.

  • Jessi

    Bueno no está mal para limpiar imagen.