Tenis

Semifinales del cuadro femenino del US Open

Sorpresas y certezas son las que deja ver el cuadro de semifinales femeninas del US Open. Por un lado, dos veteranas del circuito muestran vigencia, mientras que por el otro asoman la revelación del torneo y una jugadora en franco ascenso.

Por un lado la semifinal de las veteranas, las experimentadas y cuya belleza emana de su juego y no de sus físicos (algo un tanto extraño para el circuito WTA). Serena Williams vuelve a una semifinal de Grand slam una vez más y deberá enfrentarse a la belga Kim Clijsters que a pesar de haber estado dos años fuera del circuito demuestra que su calidad está intacta. La menor de las Williams cuenta con 11 Grand slams y quiere revalidar su título obtenido en Flushing Meadows el año pasado. En el historial ante Clijsters, la aventaja por 7 a 1, datando la única victoria de la belga de 2002. Por su parte Clijsters cuenta con un título de Gran slam, aquel que ganara precisamente en su última presentación en el US Open en 2005.

En la otra semifinal se medirán la sorpresa del torneo Yanina Wickmayer ante la danesa Caroline Wozniacki, quien ha tenido un gran año llegando a ingresar en el top ten por primera vez en su carrera. Wickmayer, actualmente 50 del ranking, ha logrado establecer su mejor marca en Grand slams: lo más lejos que había llegado fue la segunda ronda de Roland Garros este año, mientras que en todas sus anteriores presentaciones en Grand slams había sido eliminada en primera ronda. En tanto, Wozniacki viene a coronar un gran año en el que ha cosechado tres títulos. También es su mejor marca en torneos de Grand slam, superando las cuartas rondas a las que accedió en Wimbledon y Australia este año y en el US Open de 2008.

Experiencia, sorpresa, belleza, juventud y buen juego son los ingredientes de la instancia de estas semifinales que le otorgan al cuadro femenino un atractivo que hace tiempo el circuito WTA había perdido.