Fútbol

Se acabó el gafe, España en Semis

La historia se repetía, un buen inicio, buenas expectativas, un gran partido de cuartos de final, y otra tanda de penaltis. Pero, esta vez España cambió la historia y si en México 1986, Inglaterra 1996 y Corea 2002 perdíamos en cuartos de final en la tanda de penaltis, esta vez nos sacamos el gafe de encima y logramos un más que merecido pase a las ansiadas semifinales.

España mereció el pase, los jugadores de Luís Aragonés salieron a dominar el juego aunque siempre precavidos por las peligrosas contras que realizaba Italia y que tanto daño nos han hecho a lo largo de la historia. Si en esta ocasión la delantera no estuvo tan afortunada como en partidos anteriores, la defensa y sobretodo el medio campo estuvo extraordinario. Destacar la gran labor ejercida por el medio centro Senna, estuvo espectacular tanto el juego más defensivo como en acciones de ataque.

Durante la primera parte las ocasiones fueron escasas, un ligero dominio de la selección española que disparaba desde fuera del área con poco acierto, y con algún que otro contraataque de Italia con cierto peligro. El partido se empezó a animar justo antes del descanso cuando dos ocasiones claras para ambas selecciones pudieron inaugurar el marcador.

En el inicio de la segunda parte el dominio de España creció, parecía que los italianos habían realizado un gran esfuerzo físico durante la primera mitad y que en esta segunda parte ya lo estaban empezando a notar. Entonces el partido entró en una dinámica de dominio español, pero sin acierto, lo que hacía preocupar a todos los aficionados, y es que los italianos suelen aprovechar esos momentos para dar la estocada y matar al rival, y eso precisamente pudo haber pasado tras un remate de Camoranesi que San Iker Casillas evitó el gol de forma in-extremis con el pie izquierdo. Sin duda había sido la ocasión más clara de todo el partido que ya demostraba el peligro que podía ocasionar la selección italiana. Luego llegaría alguna ocasión más para España que no supo terminar de definir, con lo que se llegó al final de los noventa minutos con el 0-0, que hacía prorrogar el partido media hora más.

La prorroga más de lo mismo, dominio español y llegadas de ambas selecciones con algo más de peligro que durante los noventa minutos pero sin acierto cara al gol. Ya en la segunda parte de la prórroga el dominio español era absoluto, los italianos parecían que tiraban la toalla y se lo jugaban todo a la tanda de penaltis confiando en la suerte de su portero Buffon, pero sin contar que España tiene el mejor portero del mundo.

Y al final sucedió, el arbitro pito el final de la prórroga y la historia se volvía a repetir, cuartos de final, tanda de penaltis, un gran partido, jugamos como nunca perdimos como……

Pero esta vez algo parecía que iba a cambiar la mentalidad ganadora de esta selección no se había visto nunca, España se quitó el complejo de los eternos perdedores y muy segura de si misma se lanzó a los penaltis.

La tanda se disputó en el fondo donde estaba la afición española, Villa fue el encargado de lanzar el primer lanzamiento y el guaje no falló, luego marcaría Grosso para los italianos y Cazorla haría lo mismo para España. Con el 2-1 para España le tocó lanzar a De Rossi y entonces fue cuando apareció Iker Casillas, el mejor portero del mundo, que con una espectacular estirada detuvo el lanzamiento del italiano. Las cosas se ponían muy bien y más cuando Senna marcó su lanzamiento poniendo el 3-1, Camorenesi con la obligación de marcar no le pudo la presión y tampoco falló su penalti.

Luego le tocaría a Güiza, que había sustituido durante el partido a Fernando Torres, el español no lanzó demasiado bien y Buffon le adivinó el lanzamiento. De pronto los nervios volvieron a surgir entre la afición española, ya que si el italiano Di Natale marcaba el siguiente penalti lograban empatar la tanda. Pero, no fue así porque Iker se encargó de tranquilizar a todos parándole el lanzamiento.

Así que toda la responsabilidad cayó sobre los pies de Cesc Fabregas, la gran promesa del Arsenal y del fútbol español tenía en sus botas la posibilidad de dar el pase a semifinales a España y el catalán no falló, marcó engañando a Buffon  y dio por fin el pase a España para las semifinales de la Eurocopa.

Al fin ganamos una tanda de penaltis, al fin pasamos de cuartos de final y al fin ganamos a los italianos. Ciaoo Italia, arrivederci….

 

  • Blog Fútbol

    un pedazo de articulo para un pedazo de partido :)

  • Blog Fútbol

    por la emocion me refiero, que por el juego ya vimos todos lo que paso…