Fútbol

Robinho, entre la marcha y la renovación

En los últimos días se han vivido una gran cantidad de versiones encontradas con respecto al futuro que el jugador brasileño del Real Madrid tendría de cara a esta próxima temporada.

Mientras se publicó en algunos medios que Robinho le habría dicho al mismo Pedja Mijatovic que se quiere ir de la entidad “merengue”, otros no dudan en afirmar que la renovación del contrato (donde prácticamente duplicará sus ingresos) está por concretarse en cualquier momento. Pero también se indica que de llegar Cristiano Ronaldo, saldría de Chamartín por una millonada. Incertidumbre con respecto al astro “verdeamarelo”.

La semana pasada era una indicadora con muchas sombras respecto al futuro de Robinho en el Real Madrid. La versión más fuerte que circulaba en el entorno del jugador y también el de la institución era que el atacante no seguiría en la institución. Incluso se habló de un acuerdo entre su representante, Wagner Ribeiro, y Roman Abramovich, el mandamás del Chelsea, equipo más que interesado en contar con el brasileño en sus filas. Así es como el 14 de julio le habría afirmado a Mijatovic que no quería continuar en el Real.

Sin embargo, en el día de ayer las noticias eran totalmente distintas. Y también el discurso que Robinho tenía de cara a los medios. Lo que hasta hacer unos días era un “me quiero ir”, pasó a ser un “quiero quedarme aquí mucho tiempo más”. Incluso Marca reveló la noticia que habla a las claras de una renovación en el contrato, que mantendrá unido al jugador con la entidad por cinco años más y cobrando una ficha que es de casi el doble de lo que estaba ganando actualmente. Negocio redondo para uno de los jugadores emblema de la temporada pasada, que estaba viendo como el caso Cristiano Ronaldo lo tenía apartado del tapete.

¿Habrá sido toda una maniobra de especulación entre su representante Wagner Ribeiro, usando al Chelsea como anzuelo para pedir una renovación de contrato con una ficha anual mucho más abultada? Todo parece ser que de esto se trata. Tal vez el gran jugador “canarinho” cambió de idea en el transcurso de una semana, aunque no termina de ser del todo creíble dicha hipótesis. Lo cierto es que Robinho, de seguro, seguirá ligado al Real. A no ser que el club londinense esté dispuesto a pagar los más de 60 millones de euros que se pedirán por su pase.