Fútbol

River lidera en solitario a falta de dos jornadas

El campeonato “Clausura” del fútbol argentino está llegando a su finalización y los partidos jugados ayer mismo han dejado a River Plate, el equipo dirigido tácticamente por Diego “Cholo” Simeone, como único líder del certamen a falta de tan sólo dos jornadas. Los “millonarios” pudieron hacer valer su condición de candidatos en el siempre difícil estadio de Colón de Santa Fé y, de ese modo, pudieron aprovechar el traspié de Estudiantes.

A esta 17ma fecha llegaban empardados River y Estudiantes en la punta, con San Lorenzo a tres unidades de distancia y Boca a cuatro, aunque más preocupado por la Copa Libertadores que por la competición local. De buenas a primeras, no se antojaba para nada fácil el enfrentamiento entre River y Colón, donde este último oficiaría de anfitrión en una cancha que siempre suele ser complicada para los grandes del fútbol argentino. Pero, a pesar de las desaveniencias y complicaciones, el conjunto comandado por Simeone logró salir airoso de la contienda.

La prematura expulsión de Ponzio complicaba las cosas a los de Nuñez, a la vez que se enteraban que Estudiantes iba ganando ante Huracán con un tanto convertido por Juan Sebastián Verón. De todos modos, una genialidad de Ariel Ortega que derivó en gol de Villagra y un buen remate del chileno Alexis Sánchez pusieron al conjunto riverplatense arriba en el marcador. Para ese entonces, el empate en 1 no se movía en el partido de Estudiantes.

Si bien Gandín pudo acortar distancias -y ponerle un marco de sufrimiento para River en el final del partido-, los “millonarios” se hacían con la punta en soledad, aprovechando además la derrota de San Lorenzo ante Olimpo -próximo rival de los de Simeone, que se encuentran luchando por no descender- y sin importarle la victoria de un Boca con muchas caras poco habituales, que sigue estando a cuatro puntos de diferencia.

River todavía tiene que medirse como local frente al citado Olimpo y luego definir la contienda en el Florencio Sola, estadio de Banfield. Pero el equipo ya cuenta con una ventaja apreciable: 2 puntos de diferencia que hace que la victoria dependa de ellos mismos. Esta situación se presenta más que propicia para obtener el certamen liguero, luego de cuatro años sin títulos para una de las más grandes instituciones del fútbol argentino.