Fútbol

Resumen de la jornada 14

El Barcelona es aún más líder tras la disputa de la jornada 14, que ha sido la sexta más goleadora de la historia con 44 tantos. Tras su clara y contundente victoria por 4-0 frente al Valencia junto con la derrota del Real Madrid frente al Sevilla por 3-4 y el empate a tres del Villarreal frente al Getafe, hace que los blaugrana tengan ya seis puntos de ventaja respecto al segundo clasificado.

El Real Madrid vivió otra noche aciaga en el Bernabéu. El Sevilla se llevó el partido por 3-4 cuando parecía que los madridistas podrían remontar el 1-3 en contra. Pero tras conseguir empatar, un gol de Renato dio la puntilla al equipo de Schuster y el público mostró su disconformidad con pitos y pañuelos. El Sevilla, con esta gran victoria, se coloca cuarto.

Atlético y Deportivo de La Coruña demostraron que se encuentran en un gran momento de forma. Los primeros venciendo por 2-5 al Sporting de Gijón, golazo del Kun incluido. Lo segundos, venciendo al Málaga por 2-0 en Riazor. Los de Lotina están ahora mismo fuera de zona Uefa, pero a un solo partido de poder meterse en Champions.

El Valladolid y el Betis no pudieron mantener su racha triunfal y empataron sus partidos frente a Osasuna y Espanyol respectivamente. Los primeros fueron capaces de remontar un 3-0 en Pamplona para acabar empatando el partido a tres. Osasuna, por su parte, vuelve al farolillo rojo. El Betis sólo pudo empatar a uno con el Epanyol de Mané, que demostró una clara mejoría en cuanto a posición en el campo.

Hasta ocho equipos se encuentran en zona de peligro. El Racing de Santander sólo pudo empatar a uno en casa frente a su vecino, el Athletic de Bilbao, gracias a un regalo del portero rojiblanco Iraizoz. El Almería de Arconada se mete en problemas tras su derrota por 2-1 frente al Numancia. El entrenador almeriense podría tener las horas contadas.

Para finalizar, el Recreativo de Huelva consiguió llevarse los tres puntos frente al Mallorca al vencerle por 2-3. Los de Manzano no supieron mantener su renta y vieron como los andaluces se llevaban el partido y meten a los bermellones en serios problemas. El público de la isla pidió la cabeza del presidente con una sonora pitada al finalizar el partido.