Tenis

Rafael Nadal agranda su leyenda en Cincinnati

foto rafa nadal

Rafael Nadal continúa imparable en su carrera por recuperar el número uno mundial. Una semana después de ganar en Montreal, ahora lo hace en Cincinnati, otro Master 1000 que le catapulta hasta la segunda posición del tenis mundial.

En esta ocasión el triunfo lo consiguió ante el gigante John Isner por 7-6 (8) y 7-6 (3). Un título más, el noveno de un 2013 impresionante, de un tenista descomunal que arrasa después de estar más de siete meses lesionado.

Invencible sobre cemento

Rafa Nadal es único y también asombra en cemento, la superficie en donde más sufre su rodilla, un terreno al que se adaptado a las mil maravillas este curso ya que antes venció en Indian Wells y la pasada semana en Montreal. Y ahora sonríe en Ohio, el estado del aeropuerto fantasma en Estados Unidos, otro Masters 1000, el quinto de la temporada, el 26º en su carrera.

Ante Isner completó una final magnífica aunque no fue nada fácil. Nadal planteó el duelo con inteligencia, capaz de adaptarse a cualquier circunstancia. Isner, el jugador de los 208 centímetros de altura, es mucho más que un buen sacador, y el partido siempre estuvo muy igualado, en el que los detalles y la fuerza mental del español fueron clave.

Tras una hora y 54 minutos, Nadal alzó los brazos una vez más, la misma imagen de casi siempre al resolver en otro tie break.

Un año perfecto

Son nueve títulos en 2013 y ya lleva 26 Masters 1000 en su carerra, más que nadie en toda la historia. Son 53 victorias por sólo tres derrotas este año (Viña del Mar, Montecarlo y Wimbledon). Son, en definitiva, números bárbaros, impensables hace un año.

Ahora llega como número dos al US Open, que arranca la próxima semana, y aspira a recuperar la cima del tenis mundial. Lo conseguirá si logra morder el trofeo. No será sencillo, pero con Nadal todo es posible.