Fútbol

¿Quien es la gran figura de Sudáfrica 2010?

¿Messi? ¿Cristiano Ronaldo? ¿Iniesta? ¿Gerrard? Para encontrar a la gran figura de Sudáfrica 2010 hay que dejar de lado a los nombres más pesados del deporte (y cuando digo pesados me refiero a los de mayor cotización) y hay que buscar un poco más abajo para encontrar un buen rendimiento expresado en el certamen futbolístico por excelencia.

Con Italia y Francia eliminadas en primera ronda ya no podemos esperar nada de Ribéry o Cannavaro, dos de los que mejor se desempeñaron en Alemania 2006. El magro rendimiento de Inglaterra no dejó margen a que Gerrard o Rooney se lucieran (¿o fue al revés: que por el poco lucido trabajo de ambos Inglaterra quedó fuera?). Lo cierto es que Cristiano Ronaldo tampoco justificó su “peso en oro” y Messi, a pesar de gozar del amor de todos los camarógrafos y directores de televisión, no ha mostrado ni el 10% de lo que suele mostrar en Barcelona y ni siquiera ha logrado marcar.

Brasil, que suele destacarse por tener grandes figuras, ha mostrado mejor rendimiento colectivo que individual. Holanda se a hecho fuerte gracias a Robben y Sneijder (ambos dejaron el Madrid antes de comenzar la temporada pasada) y en Argentina Tevez e Higuaín han asumido el protagonismo que se esperaba recayera en las espaldas de Messi.

Tal vez la figura de David Villa, como salvador a base de goles del presente de España, sea otro de los nombres que haya que apuntar como lo mejor del torneo. Del resto, poco y nada. Porteros y defensores han sido más noticia por sus errores que sus aciertos.

Un último punto a destacar. De entre todas las figuras futbolísticas que están en el Mundial la que más llama la atención está fuera del campo de juego. Es que Diego Maradona ya no tiene edad para maravillar con su dominio del balón dentro de la cancha, pero se las ha ingeniado bien para estar en boca de todos durante este torneo gracias a su lengua filosa y el buen presente de su selección.