Fútbol

Portugal se lleva la clasificación gracias a sus individualidades

Portugal consiguió avanzar a la próxima ronda en esta Euro 2008 disputada en Austria y Suiza gracias a la victoria que obtuvo en y el triunfo del combinado turco ante la selección helvética. Los de Luiz Felipe Scolari (que presumiblemente entrenará al Chelsea cuando esta competición finalice) tuvieron que trabajar bastante para poder derrotar a un férreo conjunto checo, que vendió cara su derrota hasta el último minuto. De esa manera, los de Bruckner se jugarán el pase a cuartos en la última jornada, cuando tengan que enfrentar a Turquía.

El encuentro comenzó con la selección lusitana como dominadora, tal cual lo esperado. Deco movía el balón y, obviamente, Cristiano Ronaldo era el estandarte principal de una selección que partido a partido saca cartel de candidata. El primer gol del encuentro llegó justamente merced a estos dos importantes jugadores. Ronaldo combinó con Nuno Gomes e ingresó en el área. Un rebote quedó a merced de Deco, que tuvo que empujarla para que ingrese, aunque con dificultades a la meta rival. Eso si, poco le duró la alegría a los de “Felipao”, porque pocos minutos después eran los checos quienes conseguían la igualada. Sionko, uno de los mejores valores de los de Bruckner, conectaba un buen tiro de esquina a las mallas y todo como al principio.

El segundo tiempo comenzó también con dominio portugués. Pero la posesión del balón no se traducía en oportunidades de gol y los chechos no se resignaban simplemente a defender. Nuevamente, una acción individual de sus mejores jugadores significó el desequilibrio del cotejo. Deco recibió sobre la derecha e hizo la pausa esperando que Cristiano llegara por el medio. El centrocampista ¿ex? Fútbol Club Barcelona soltó el balón en el momento justo y el 7, con un toque preciso vulneró a Cech, obligando a los checos a buscar el empate.

El final del partido tuvo a los de camiseta roja buscando la igualdad a toda costa, tratando de vulnerar a los lusos por el juego aereo (acaso su principal defecto) pero fue infructuoso. Un preciso contragolpe al final selló el resultado, cuando Cristiano Ronaldo llegó mano a mano frente a Petr Cech y cedió a Ricardo Quaresma para que remate con la portería sin su cancerbero. Portugal estaba sellando una clasificación que finalmente obtuvo gracias al triunfo de los turcos en Basilea. La República Checa tendrá que jugársela frente a los duros otomanos, aunque los puntos conseguidos en la fase clasificatoria pueden colocarlo en los cuartos con tan sólo un punto.