Fútbol

Otra vez Villa

Hasta el minuto 92 tuvo que esperar España para llevarse una merecida victoria frente a la selección sueca. Y otra vez Villa, el guaje volvió a marcar y esta vez en el último suspiro del partido, cuando ya todo parecía que iba acabar en empate apareció Villa logrando el 2-1 definitivo.

Esta Eurocopa parece estar hecha a medida para Villa, el jugador de Valencia esta realizando una Eurocopa espectacular, si en el primer partido hacía un hat-trick en este segundo ha esperado hasta el ultimo segundo del partido para marcar el gol más importante hasta el momento de España en esta Eurocopa. Con este gol Villa se mantiene como pichichi de esta Eurocopa y además de una forma holgada.

Fernando Torres saltó al campo como titular y la verdad, valió la pena la oportunidad que le dio Luís Aragones ya que el “niño” marcaría el primer gol para la selección española al poco de iniciarse el partido. Con este gol se encarrilaba el partido y Torres acallaba a los más críticos que habían discutido su titularidad, y de que mejor manera que marcando un gol.

Los suecos lejos de amedrentarse se lanzaron al ataque sin miedo y crearon varias ocasiones claras de gol, primero a través de Elmander y luego a través de Larsson, pero el jarro de agua fria llegaría tiempo después cuando Ibrahimovic, el mejor de los suecos, marcaba el 1-1 empatando el encuentro.

Luego llegaría un polémico penalti no señalado a la selección española, el colegiado Vink se hizo el sueco, nunca mejor dicho, al no querer ver un claro penalti sobre Silva. Pero, no contento con no señalar ese penalti, cuando España iniciaba una jugada al borde del área de Suecia, señaló sorprendentemente el final de la primera parte ante la incomprensión de todos los jugadores y aficionados españoles. La verdad que el arbitro se lució.

Suecia saltó en la segunda parte sin su estrella Ibrahimovic y eso provocó que la selección sueca dejará de existir. Toda la segunda parte fue un ataque y gol de España con multitud de jugadas de peligro que no conseguían subir al marcador. Varios jugadores tuvieron buenas ocasiones de gol, pero parecía que no era el día de España.

Así fueron pasando los minutos, Suecia apenas salía del medio de campo ya que estaba acorralada por una selección española que presionaba insistentemente. Pero el fútbol, que a veces es muy injusto otras sabe premiar la insistencia y eso es lo que pasó hoy. Cuando ya estaba el partido en el minuto 92 un balón largo que lanzaba Capdevila llegaba hasta los pies de Villa que tras una larga galopada conseguía quedarse solo ante el guardameta sueco para batirlo por bajo y causar el delirio de todos los españoles.

España salvó in extremis un partido que mereció de todas las maneras ganar, al final el fútbol fue justo, por una vez.