Fútbol

No fue tan fácil

La selección sub-23 de Argentina, con casi lo mejor en el campo de juego, enfrentaba en el Camp Nou, a una selección de Catalunya con grandes faltantes.
Para la selección sudamericana, jugaban, entre otros, Messi, Agüero, Gago, Banega e Higuaín, jugadores que han sabido demostrar en La Liga todo su poderío. Por el lado de los catalanes, faltaban Puyol, Xavi, Bojan, Cesc… todos ya pensando en la Eurocopa.Todo hacía pensar que el trámite iba a ser fácil para los albicelestes, por el poderío ofensivo que tenían, y por los ausentes defensivos de los catalanes. Pero por supuesto, el fútbol no tiene lógica, y mucho menos coherencia.
Como era de esperarse, Argentina salió a por el triunfo, pero enfrente se encontró con un Víctor Valdez muy sólido, que tapó casi todos los disparos. Ilusionó ver a Gago (cada vez más parecido a Fernando Redondo), unirse con Messi y Agüero, claro que fueron pocas las veces que lo hicieron.La primer mitad fue toda de Argentina, con muchos disparos de Higuaín y Lavezzi, algunos mas de Agüero y Messi, y con muy poco peligro en el área que custodiaba el portero del Getafe, Ustari. Aunque, claro, sin culminar en gol, pero Argentina empezaba a demostrar que quiere repetir en Beijing, la medalla dorada de Atenas, y talento no le falta.

La segunda mitad fue completamente diferente. Los locales se animaron a llegar con mas peligrosidad, de la mano de Gerard, Luis Garcia, Verdú y Serrano, Catalunya empezó a inquietar al portero argentino, mucho más de los que lo inquietó en la primera mitad. Los defensores se adelantaron, y entonces, el medio campo fue un campo de batalla, muy trabado, pero en el que se jugaba con buen pie, por ambos lados.

Pero llegaría el gol argentino, en los pies del atacante del Napoli italiano, Ezequiel Lavezzi, tras un cruce del ”Kun” Agüero, que Biglia remató con torpeza, pero que cayó en los pies de Lavezzi, con un Morales (ingresó por Valdez al inicio de la segunda etapa) ya sin oportunidades de atrapar el balón, que fue directo a la red. 1 – 0 para la visita.

A partir de ese momento, todo volvió a ser dominio local, ya que parecía que los albicelestes, no querían esforzarse, el 1-0 les servía, para ganar confianza como grupo. Confianza que necesitan, si quieren repetir en China.

No queda mucho mas por decir, el partido fue entretenido por momentos, y muy aburrido en otros. Se esperaba más de los nombres en el campo de juego, en especial de los que disputan La Liga, y por lo que demostraron esta temporada.
Fue 1-0 para Argentina, lo merecía por lo hecho en la primera mitad, y fue injusto, por lo hecho en la segunda, pero el fútbol, no tiene lógica, ymucho menos coherencia…