Ciclismo

Nike abandona a Lance Armstrong

Lance Armstrong, 7 veces vencedor del Tour de Francia y uno de los ciclistas más afamados de la historia, no gana para disgustos. Después de que la agencia antidopaje de los Estados Unidos iniciara un procedimiento contra él con contundentes pruebas sobre sus aún supuestas prácticas de doping, el Tour anunció que le iba a desposeer de sus victorias en la ronda francesa. Ahora, Nike, su patrocinador histórico, ha anunciado que rompe todo vínculo con el deportista de Austin (Texas).

Pruebas irrefutables

“Debido a las aparentemente pruebas irrefutables que demuestran que Lance Armstrong sí utilizó el dopaje y, por consiguiente, engañó a Nike durante más de una década, tristemente nos vemos obligados a rescindir nuestro contrato con él”, dice la marca deportiva en un escueto comunicado.

Apoyo efímero

Y ello, apenas una semana después que el líder mundial, con Adidas, de ropa deportiva, reafirmara su compromiso con el exciclista. “Él ha declarado su inocencia y por eso planeamos seguir apoyando a Lance y su Fundación, una organización creada por Armstrong para servir a los que han sufrido el cáncer”.

Armstrong deja Livestrong

Precisamente, la dimisión de Armstrong al frente de la Fundación Livestrong habría provocado, según varias informaciones, la decisión de Nike. “He tenido el gran honor de servir a esta fundación como presidente durante los últimos cinco años, cuyo objetivo y éxito son mis mayores prioridades. Por lo tanto, con el fin de ahorrarle a la organización cualquier efecto negativo que pudiese sufrir por culpa de la controversia surgida en torno a mi carrera como ciclista, he decidido concluir mi etapa en la presidencia”, dijo Lance en otro comunicado público.

El dopaje no deja de manchar al ciclismo.