Deportes Acuáticos

Natación Sincronizada

natacion sincronizada

Este verano se celebran en Barcelona los Campeonatos Mundiales de Natación. Se desarrollarán del 19 de julio al 4 de agosto de 2013. Agrupa las modalidades de natación, aguas abiertas, sincronizada, saltos y waterpolo.

Vamos a ver un poco más en profundidad la disciplina de la natación sincronizada. La directora técnica del equipo español de sincro, Ana Montero, se muestra muy optimista en cuanto a conseguir resultados estupendos, en esta edición de los Mundiales.

La natación sincronizada, después de haber dado tantas medallas al deporte español, se había quedado con bastante incertidumbre, después de la retirada de la nadadora Andrea Fuentes y de la marcha de Anna Tarrés.

Algunas curiosidades sobre este deporte que me gustaría destacar son:

En sus comienzos fue un deporte exclusivo de los hombres, cuando ahora solo tiene la categoría femenina. A principios del siglo pasado era conocido como Ballet Acuático y la natación sincronizada femenina es  deporte olímpico desde 1984.

En la competición se distinguen dos partes: el ejercicio libre y el ejercicio técnico con elementos obligatorios en un orden y tiempo límite determinado. En estos ejercicios se combina la natación, la gimnasia y la danza, sea individualmente, en dúo o en equipo de entre 6 y 8 participantes.

Las nadadoras mantienen los ojos abiertos debajo del agua y allí escuchan la música a través de altavoces o bocinas subacuáticas y llevan clips en la nariz, elemento básico de su equipamiento. Los “nose clip” sirven para que no les entre agua en la cavidad nasal cuando están con la cabeza hacia abajo dentro del agua. De hecho, en su traje de baño llevan otro nose clip adherido, por si acaso lo perdieran realizando alguna figura.

Los jueces puntúan la creación artística, la destreza, gracia y delicadeza con que realizan las técnicas. Tocar el fondo de la piscina, sería por ejemplo una penalización ,los saltos se realizan a pulso.

Está claro que la sincro exige gran resistencia física, precisión y flexibilidad, un gran control de la apnea debajo del agua y una alimentación adecuada para deportistas (los alimentos son vida y salud) ¡estar en plena forma, sin duda!