Fútbol

Muere un futbolista en Argelia víctima de la ira de su propia afición

Violencia en el fútbol.

Se llamaba Albert Ebossé y es la última víctima mortal causada por la violencia que rodea al mundo del fútbol. El delantero camerunés, que militaba en el club argelino JS Kabylie, falleció en la noche del pasado sábado después de recibir el impacto de una piedra lanzada desde las gradas cuando había finalizado el encuentro que enfrentaba a su equipo contra el USM Alger, correspondiente a la segunda jornada del campeonato argelino.

El equipo de Albert Ebossé perdió el partido a domicilio por dos goles a uno desencadenando la ira de un grupo de sus seguidores que lanzaron diversos objetos al terreno de juego cuando los futbolistas se retiraban hacia los vestuarios. Una piedra impactó en la cabeza de Ebossé y, pese a que fue rápidamente trasladado a un hospital, le provocó la muerte.

Máximo goleador del equipo

Albert Ebossé, de 24 años de edad, jugaba de delantero en el JS Kabylie, club al que llegó la temporada pasada y con el que se proclamó máximo goleador del torneo argelino, al marcar 17 goles. Su club completó una gran campaña finalizando el torneo regular en segunda posición y alcanzando la final de la Copa de Argelia, en parte gracias a los tantos de Ebossé, que le habían convertido en uno de los mejores jugadores del equipo y entre los favoritos de sus aficionados.

La derrota del JS Kabylie por la mínima ante el USM Alger generó una gran tensión entre los aficionados del equipo de Ebossé que se habían desplazado para presenciar el encuentro en directo. Ya a pocos minutos para finalizar el partido comenzaron a lanzar objetos sobre el terreno de juego, circunstancia que fue a más una vez el árbitro señaló a los jugadores el camino a los vestuarios.

Deficientes controles de seguridad

Los controles de seguridad para acceder a los estadios argelinos no son tan estrictos si los comparamos con los que se realizan en Europa, y es frecuente que se produzcan incidentes entre las aficiones de los clubes que acaban con heridos generalmente por impactos de objetos contundentes que se lanzan unos a otros.

Lo más sorprendente de este caso es que la piedra que ha terminado con la vida de Ebossé, que además fue el autor del único gol que marcó su equipo, es que fue lanzada por los aficionados de su propio club. Pese a que fue trasladado de urgencia al centro hospitalario de Tizi Uzu, nada se pudo hacer por salvar su vida.

  • karla

    Que desgracia

  • Brian Herrera

    lamentable situacion, esa no es una forma de mostrar un buen futbol y mas cuando lo hace un hincha si se le llama hincha !! …. no llevemos la violencia a los estadios esto es de todos y para todos !!!!!