Fútbol

Muchas complicaciones en Turquía para medirse ante Alemania

La selección turca de fútbol celebró como nunca uno de sus más importantes logros histórico en lo referente a este deporte y su participación en él. Pero ahora la vida sigue y el miércoles se disputará la semifinal entre los otomanos y los alemanes, que aguardan con confianza el partido en el que a priori parten como claros favoritos. Eso si, los conducidos por Fatih Terim tendrán muchas complicaciones para poder alinear un once titular y tener algunos suplentes en condiciones de disputar el partido. Es que, entre sanciones y lesiones, las bajas de los del Bósforo llegan a ser hasta diez, lo que terminaría posibilitando el ingreso del portero suplente Tolga Zengin como jugador de campo.

A las dos jornadas de sanción que recibió el guardameta titular Volkan Demirel ante la República Checa, hay que sumarle las bajas por acumulación de amarillas de efectivos importantes como lo son Emre Asik, Tuncay Sanli y Arda Turan. Esto ya pone en serias complicaciones a los de Turquía, pero aquí no termina la cosa.

Si bien la suerte ha estado del lado de los otomanos a lo largo de los partidos de la competición, hay que decir que las lesiones no han respetado en absoluto a los de Terim, que siempre tuvo que poner cambios obligatorios en su alineación. Los lesionados con los que presumiblemente no podrá contar la escuadra turca para enfrentar a Alemania son seis: Nihat, Ayhan, Emre Güngor, Servet Çetin, Emre Belozoglu y Tumer Metin. Tamaña complicación para rearmar las piezas.

No sería nada extraño que Turquía tenga que salir al terreno de juego con esta formación: Rustu; Sabri Sarioglu, Gokhan Zan, Hakan Balta, Ugur Boral; Hamit Altintop, Kazim Kazim, Mehmet Aurelio, Karadeniz Gokdeniz; Mevlut Erdinç, Semih Senturk. Incluso Fatih Terim fue tajante con respecto a la posible alineación del portero suplente Tolga Zengin como defensor o atacante si hiciera falta: “en esta clase de partidos los jugadores no pueden darse el lujo de escoger en que posición jugar”, fueron las palabras del pintoresco entrenador otomano que quiere dar la sorpresa en estas semifinales.