Fútbol

Movilla, menos salario “por viejo”

El futbolista del Real Zaragoza, José María Movilla, que disputó los 38 partidos de Liga 2011-12 con el Rayo Vallecano, acaba de conocer como por sentencia judicial verá reducido el sueldo que debía haber percibido del club madrileño,  900.000 euros que figuraban en su contrato, a 300.000.

Los gestores del club del barrio de Vallecas, inmerso en un proceso concursal, habían denunciado el contrato del jugador y ahora el juez da validez a la teoría de que un jugador de fútbol ofrece un menor rendimiento deportivo a medida que avanza su edad, rompiendo así la lógica de los contratos del fútbol libremente firmados entre futbolistas y clubes.

Los hechos se remontan a febrero de 2011 cuando el jugador y el club madrileño, entonces en Segunda División, firmaron la renovación del contrato condicionado a que el equipo ascendiera de categoría, circunstancia que finalmente se produjo. Ese documento determinaba unos emolumentos fijos y variables que, al cumplirse, sumaban la cifra de 900.000 euros brutos que debía percibir el centrocampista.

Impugnar el contrato

Ante la mala situación económica de la entidad madrileña, los nuevos gestores optaron, con el objetivo de reducir los gastos, impugnar el contrato de Movilla ante el juez por considerarlo “una carga no justificada”, atendiendo a que las circunstancias desde que se había formalizado dicho contrato habían cambiado radicalmente.

El juez, para sorpresa del jugador, ha accedido a la demanda y considera que Movilla debe cobrar 327.589,76 euros, que es la cantidad que fija como salario medio para un jugador de 36 años de edad un informe de la Liga de Fútbol Profesional.

Nueva situación

Esta decisión judicial puede determinar un antes y un después en las relaciones laborales entre clubes y jugadores, máxime en unos momentos en que son muchas las entidades acogidas a procesos concursales y que ven la puerta abierta para denunciar contratos onerosos con sus jugadores más veteranos.