Fútbol

Messi, hincha de Newell´s

Leo Messi es ahora una estrella mundial, seguramente, el mejor jugador del mundo y, casi con toda seguridad, el mejor de la historia del Barcelona. En 2000, sin embargo, era un anónimo jugador de las categorías inferiores de Newell´s Old Boys, un equipo de Rosario, una de las ciudades más grandes de la Argentina. Por aquel entonces Messi se sinceraba, con la candidez de un niño pero también con la prudencia de una mente bien amueblada, en una entrevista concedida al diario La Capital de Rosario.  Esta es una transcripción de la entrevista, ahora recogida por Canchallena, en la que insistía en su pasión por Newell´s.

Un ídolo: Dos, mi papá Jorge y mi padrino Claudio.

Un técnico: Todos los que tuve, porque de todos aprendí cosas.

Un preparador físico: Pablo Sánchez.

Un jugador: dos, mi hermano y mi primo.

Un equipo: Newell’s.

Un hobbie: Escuchar música.

Un tipo de música: Cuarteto y cumbia.

Un programa de TV: Primicias.

Una revista: Pasión rojinegra.

Un libro: La Biblia.

Una película: ‘Cuidado, bebé suelto’

Otro deporte: Handball.

Una modelo: Nicole Neumann.

Una comida: Pollo con salsa.

Una materia: Lengua.

Un estudio: Profesor de educación física.

Un objetivo: Terminar la secundaria.

Una meta: Llegar a Primera.

Una alegría: Cuando salimos campeones con la 10ma.

Una tristeza: El fallecimiento de mi abuela.

Una ilusión: Jugar en la Primera de Newell’s.

Un recuerdo: Cuando mi abuela me llevó por primera vez a jugar al fútbol.

Un sueño: Jugar en la selección.

Una anécdota: Cuando viajamos a Perú y salimos campeones.

Humildad: Lo que el ser humano no debe perder nunca.

La selecciones juveniles: Me gustaría poder integrarlas.

Expectativas para este año: Poder salir campeón de nuevo.

La familia: Mi papá Jorge, mi mamá Celia y mis hermanos Rodrigo, Natalia y Marisol.

Los amigos: Gracias a Dios tengo muchos y buenos, nombrarlos sería olvidarme de alguno.

¿Qué representa Newell’s en tu vida?: Todo, lo máximo.