Fútbol

Los otros premios del Mundial

futbol

El mayor torneo futbolístico a nivel internacional no solo ofrece un galardón a la selección campeona, sino que también reparte otros reconocimientos tanto a nivel individual como colectivo.

No hay duda de que lo que todo participante de un Mundial quiere es pertenecer a la selección que consigue proclamarse campeona, pero existen otros premios que reconocen la labor individual y que también son gratificantes. Aunque este tipo de galardones empezaron a entregarse a partir de la edición de 1982 que se disputó en España, la FIFA eligió a posteriori a todos aquellos que lo merecieron en las ediciones anteriores.

El Balón de Oro se entrega al votado como mejor jugador del torneo y no debe confundirse con el premio que organiza anualmente la revista France Football. Brasil es el país que más veces ha estado representado en este premio, y las apuestas en la Copa del Mundo dicen que Neymar podría ser el siguiente tras los brasileños Leônidas da Silva (1938), Zizinho (1950), Didi (1958), Garrincha (1962), Pelé (1970), Romário (1994) y Ronaldo (1998). En la última edición el elegido fue el uruguayo Diego Forlán, quien esta vez llega al Mundial como el miembro de más edad de su selección (35 años). A los que salen con el segundo y el tercer mayor número de votos obtienen el Balón de Plata y el Balón de Bronce, respectivamente. El único futbolista español que ha aparecido alguna vez entre esas tres primeras plazas ha sido David Villa, tercero en 2010 por detrás de Forlán y de Wesley Sneijder.

Para el máximo goleador del torneo está la Bota de Oro, que igualmente cuenta con su versión de plata y de bronce. Alemania ha copado las dos últimas entregas de este trofeo, ya que Miroslav Klose lo obtuvo en 2006 y Thomas Müller en 2010. En este último año Müller acabó empatado a cinco goles con Villa, Sneijder y Forlán, pero el alemán salió elegido porque firmó más asistencias que el resto. Villa acabó con la Bota de Plata porque anotó sus cinco dianas con menos minutos de juego que los otros dos aspirantes. Emilio Butragueño también terminó segundo en 1986 con cinco goles, uno menos que el inglés Gary Lineker y empatado con el argentino Diego Armando Maradona y el brasileño Careca.

Para los porteros también hay un reconocimiento específico, el Guante de Oro, que empezó a concederse a partir de 1994 y que hasta 2006 se llamó el Premio Lev Yashin, en honor al guardameta moscovita que representó a la Unión Soviética entre 1954 y 1970. A pesar de contar con su propia categoría, los porteros también pueden obtener el Balón de Oro, como ya sucedió en 2002 con el alemán Oliver Kahn. En la última edición el galardón fue para Iker Casillas, aunque no es el único español en la lista histórica de la FIFA, ya que Ricardo Zamora está considerado como el mejor portero del Mundial de 1934.

A partir de 2006 se otorga el premio al mejor jugador joven y de momento solo lo han recibido dos alemanes: Lukas Podolski y Müller. Este reconocimiento solo pueden obtenerlo los participantes que tengan 21 años como máximo. La selección española no cuenta con ningún candidato, ya que el más joven es Koke, con 22 años.

Además de estos premios, también existe el once ideal del torneo para formar el Equipo de las Estrellas, así como el premio al juego limpio. España recibió dicho reconocimiento en 2010 y en 2006, aunque en este último caso junto con Brasil.