Fútbol

Los árbitros piden sanciones para Ronaldo y Ramos por sus críticas

Arbitro de fútbol.

Las derrotas futbolísticas siempre encuentran en el arbitraje algún tipo de justificación para esconder otros factores que influyen en el resultado final de un partido. Lo que sorprende es que las críticas lleguen de los clubes más poderosos, en este caso el Real Madrid, cuyos jugadores, algunos, han arremetido contra la labor de Undiano Mallenco en el clásico, culpándolo de la derrota e incluso destapando sospechas acerca de una persecución arbitral contra el club que preside Florentino Pérez, a modo de mano negra que trata de que los madridistas no ganen la Liga.

El Comité Técnico Arbitral ha dicho basta y ha decidido denunciar ante el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol a los futbolistas Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos por las declaraciones efectuadas a la conclusión del partido que enfrentó al Real Madrid y al FC Barcelona el pasado domingo en el estadio Santiago Bernabéu, y que concluyó con victoria para el equipo que dirige Gerardo Martino por tres goles a cuatro.

Acusan de mala fe a los árbitros

El Comité de Competición tratará en su próxima reunión las palabras de ambos futbolistas por si pudieran ser motivo de sanción. Sergio Ramos aseguró que el arbitraje del domingo “ha sido un descaro y los que tienen que tomar nota que la tomen. Si lo que querían era equilibrar la clasificación, lo han conseguido. Hay cosas que están premeditadas y contra las que no se puede luchar”.

Cristiano Ronaldo, también al acabar el encuentro, dijo que “a lo mejor es que no quieren que el Madrid sea campeón. Llevo aquí cinco años y me voy enterando de muchas cosas”.

La UEFA sí sanciona las críticas

Habrá ahora que esperar la decisión del Comité de Competición, aunque en España no se suelen castigar este tipo de declaraciones contra los árbitros, como sí sucede en las competiciones organizadas por la UEFA. Como último ejemplo, la sanción de tres partidos al entrenador del Manchester City, Manuel Pellegrini, por criticar un arbitraje de la Champions League.