Otros Deportes

López y la marcha le dan la primera medalla a España

foto marcha

Miguel Ángel López estrenó el medallero español en los Mundiales de Moscú con un bronce en la prueba de los 20 km marcha. Una medalla que supone un paso más en la progresión del atleta murciano, que ya dio síntomas de lograr grandes marcas en los pasados Juegos de Londres, donde terminó quinto en la prueba.

La medalla de López llega 33 años después de que, en el mismo estadio moscovita, Jordi Llopart consiguiera la primera medalla olímpica (plata) para el atletismo español en los 50 km marcha, una disciplina que se le ha dado muy bien al atletismo español tanto en la categoría masculina como en la femenina en los últimos años.

Carrera muy disputada

La carrera fue muy disputada y Miguel Ángel López, al principio, conservó sus fuerzas y no marchó en el grupo de cabeza, que impuso un fuerte ritmo. Sin embargo, el fuerte calor afectó a muchos atletas que no pudieron mantener hasta el final ese ritmo tan alto y fueron cediendo posiciones.

Y es que la marcha es una prueba donde se premia al estratega, al atleta que es capaz de afrontar los últimos kilómetros con fortaleza y, además, que sepa controlar sus emociones y no se deje llevar por el ímpetu de sobrepasar a sus rivales antes de hora para no ser sancionado y, en el peor de los casos, descalificado, como suele suceder en el último tramo del recorrido, tal y como le pasó a Erick Barrondo.

Un aliciente

Esta medalla es un aliciente para la delegación española desplazada a los Mundiales de Atletismo, pues las previsiones de los expertos auguraban que iba a ser muy complicado alcanzar algún metal en estos campeonatos y los más agoreros hablaban de que viajar a Moscú iba a ser un suplicio para muchos deportistas. Ahora, habrá que esperar a aquellos atletas que logren entrar en las finales y confiar en su trabajo como lo ha hecho Miguel Ángel López.