Fútbol

Liverpool y Chelsea se cortan solos

Este inicio de la Premier League parece estar marcando tendencias: como era de esperar, nuevamente el cuarteto de poderosos será el que luchará por hacerse con el título de esta temporada. Aunque, de momento, sean dos los que impongan su ritmo. Chelsea y Liverpool no ceden terreno y, así, ya le sacan seis unidades a su próximo perseguidor (Arsenal) y ocho al siguiente (Manchester United, con un encuentro pendiente por jugar ante el Fulham). Los co-líderes del fastuoso certamen británico volvieron a repetir victorias y siguen iluminando a todos desde arriba.

De todos modos, el partido más atrayente de la jornada no tuvo como protagonistas a ninguno de los dos que mandan en la Premier. Pero sí se enfrentaron los dos siguientes. El Emirates londinense vestió su césped de gala para recibir al Manchester United. Y el equipo no defraudó. Los de Wenger, con un gran Samir Nasri, que anotó los dos tantos de su equipo, vencieron a los de Ferguson y les superaron en la tabla. El descuento llegó recién en el minuto final, obra del juvenil Rodrigo.

Ahora sí es momento de hablar de los del tope, que no tuvieron demasiados inconvenientes en hacerse los tres puntos en sus respectivos encuentros. El Liverpool goleó por 3-0 al último de la tabla, al WBA. Robbie Keane (por dos) y el español Alvaro Arbeloa anotaron para los de Benítez. Por su parte el Chelsea ya había ganado en la jornada del sábado frente al Blackburn Rovers. ¿Los goles? Autoría de Anelka, quien parece resurgir de a poco de la mano de Scolari y ya es el máximo anotador de su club.

También otros partidos interesantes hubo en esta fecha, como el duelo entre “nuevos ricos” que se dio entre el Manchester City y el Tottenham de Redknapp, ya no más de Juande. Es evidente que a los londinenses no les sentaba bien el ex entrenador del Sevilla, porque desde su marcha no han parado de crecer en sus encuentros. Los dos goles de Darren Bent terminaron haciendo estéril el tanto de Robinho. De todos modos, los dos siguen merodeando la zona baja de las posiciones.