Fútbol

Lendoiro deja el Depor tras 25 años como presidente

foto lendoiro

Augusto César Lendoiro no optará a ser reelegido como presidente del Deportivo, cargo que ha ocupado en los últimos 25 años, pese a que hace apenas unos días había presentado su candidatura a la reelección. El dirigente más veterano del fútbol español pondrá fin así a un cuarto de siglo dirigiendo al Depor.

El anuncio de que no sería otra vez candidato tuvo momentos muy emotivos y lo justificó tras perder una votación en la junta de acreedores del club, la primera vez que no consigue sacar adelante sus propuestas, en que probablemente los deportivistas hayan entendido que ha llegado el momento de un cambio de caras y de otra forma de gestionar la entidad.

Época dorada

Lendoiro ha vivido momentos muy dulces al frente del equipo blanquiazul, sobre todo coincidiendo con los títulos logrados, entre los que se encuentran una Liga, dos Copas, tres Supercopas y una Intertoto. Además, el Deportivo de La Coruña ha participado en los últimos años en cinco ediciones de la Champions League.

Las elecciones que deben elegir a la nueva directiva y al presidente se celebrarán el próximo 21 de enero. Pero antes, el día 10, tendrá lugar una importante junta de acreedores que debe aprobar el convenio que evite la liquidación del club, inmerso en graves problemas financieros y una importante deuda que no es capaz de devolver.

Actualmente el Deportivo debe alrededor de 170 millones de euros a distintos proveedores y entidades. El principal acreedor es la Agencia Tributaria, a la que se le adeudan 100 millones de euros.

Primer presidente profesional

Lendoiro, que pasará a la historia por haber sido el primer presidente profesional del fútbol español, al cobrar cada año el 1% del presupuesto del club, se marchará definitivamente de un equipo que vivió los mejores años de su historia en la década de los 90. El equipo logró grandes éxitos deportivos a costa de aumentar la deuda que ahora es el principal problema de una entidad que coquetea con su liquidación.