Deportes Acuáticos

Las olas más grandes surfeadas: Meñakoz

Surfer

Siguiendo con el recorrido por las olas más grandes jamás surfeadas por el ser humano, llegamos a la costa vasca, donde en una pequeña playa de roca podemos encontrar una de las olas más potentes del Cantábrico. Se trata de la playa de Meñakoz, cuya ola ha sido surfeada por los surfistas más atrevidos, no sólo vascos, sino de todo el mundo. Se encuentra en la población de Barrika, a veinte minutos de Bilbao.

Esta ola rompe en la parte derecha de la playa, sobre un fondo de roca, lo que hace que tenga más potencia que otras. En determinados momentos y dependiendo del tamaño de las olas y el momento de la marea, hay dos “calvos” (rocas salientes) con los que hay que tener mucho cuidado para no dar contra ellos.

La ola de Meñakoz puede ser surfeada desde medio metro, aunque el brazo será tremendamente corto. Pero se ha visto coger olas de hasta ocho metros (por detrás) de altura. Asiduos a este pico son los hermanos Fernández, “Zumo”, Aritxa Saratxaga, Peio y un largo etcétera. Hay que tener mucho cuidado en esta ola ya que, sin darte cuenta, puedes acabar perfectamente empotrado en el acantilado.

El famoso boyboarder Mike Stewart no desaprovechó la oportunidad de surfearla cuando estuvo por la zona y quedó maravillado por la potencia de la misma y lo fácil de su acceso. En días de buenas condiciones, se pueden ver tubos muy grandes y potentes que hacen las delicias de los que están viéndolo fuera.