Fútbol

Las deudas de los clubes con los futbolistas pone en riesgo la Liga

La AFE denuncia deudas de los clubes con los futbolistas.

Un año más la deuda que algunos clubes de la Liga BBVA y Liga Adelante mantienen con los jugadores pone en riesgo el inicio del campeonato. La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), ha informado que en estos momentos hay 194 jugadores a los que 18 clubes les deben casi 23 millones de euros y que si la situación no se resuelve de forma satisfactoria para sus asociados no descartan ir a la huelga.

La AFE recogió las reclamaciones por impago a los futbolistas, que tenían hasta el pasado 3 de julio para presentarlas, y ha constatado que la deuda total de los equipos de Primera y Segunda con 194 jugadores asciende a un total de 22.839.033 euros, una cantidad sensiblemente mayor que la de la campaña anterior.

Casi 200 jugadores afectados

Según el sindicato de futbolistas, la situación esta temporada, lejos de mejorar, ha empeorado en cuanto a las cantidades adeudadas y también en lo que se refiere al número de jugadores afectados, pues en el temporada 2012-2013 los futbolistas que reclamaron que no habían cobrado todo lo que estaba recogido en sus contratos fueron 160 por los 194 de la temporada 2013-2014 recientemente finalizada.

El único dato positivo en esta ocasión es que ha descendido el número de clubes deudores, pues ha pasado de 24 en la campaña anterior a los 18 de esta temporada.

Plazo hasta del 31 de julio

Ahora los clubes señalados como deudores tienen un plazo para presentar alegaciones y llegar a acuerdos de pago con los futbolistas. Este plazo concluye el próximo 31 de julio y, en caso de no poder cumplir sus compromisos, la AFE recuerda que las normas federativas proponen el descenso de categoría a los equipos que mantengan deudas con sus futbolistas.

También recuerda que estos impagos se produce en un contexto en el que los salarios de los futbolistas han descendido en su conjunto alrededor de un 20% con respecto a la temporada anterior.

El sindicato de futbolistas advierte que esta situación reiterada de impagos evidencia un modelo de gestión de los clubes de fútbol erróneo que debe estudiarse y cambiarse para que el fútbol en España sea sostenible y garantice los contratos de los profesionales.