Fútbol

La FIFA estudia disputar el Mundial de Catar en noviembre

fotocatar

La elección de Catar como sede del Mundial de Fútbol 2022 pudo haber sido un error. Así al menos lo reconoce Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, y lo argumenta por las altas temperaturas que en verano sufre aquel territorio del golfo Pérsico.

Catar fue elegida sede del Mundial de Fútbol hace tres años en pugna con otras candidatas como Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia. Ya entonces se habló de las temperaturas que en verano padece el país catarí, de más de 40 grados, aunque se argumentó que los estadios dispondrían de modernos sistemas de refrigeración que permitirían la práctica del fútbol en condiciones de seguridad para los jugadores.

Problema para los aficionados

Sin embargo, el calor no sólo afecta a los futbolistas, sino que se teme por la salud de los miles de aficionados que se desplacen hasta Catar, poco acostumbrados a sobrellevar temperaturas que en la calle pueden llegar fácilmente a los 45 grados.

Una de las soluciones de urgencia que ahora se estudia es pasar la competición a los meses de invierno, aunque ello conllevaría la modificación de los calendarios de las principales ligas mundiales, lo que no resulta nada sencillo.

Catar, país que invierte en lujo en todos los ámbitos, se impuso a Estados Unidos por 14 votos a ocho en las votaciones de los 27 miembros del comité ejecutivo de la FIFA.

Trasladarlo a noviembre

El presidente de la FIFA apunta a noviembre como la fecha para disputar el torneo. Se lo propondrá a los demás miembros de la FIFA el próximo 3 de octubre. También tiene previsto consultar con las federaciones, los clubes y los profesionales. Blatter defiende que no se puede discriminar a un país “por su clima” porque, si así fuera, un Mundial no podría organizarse nunca en países al sur del Ecuador.

Sería la primera vez que un Mundial de fútbol se disputase en los meses de invierno.