Baloncesto

Jornada de infarto

Jornada De Infarto

Lo que hemos vivido en la jornada de hoy en los Juegos Olímpicos no es apto para cardiacos. Vaya dos finales de partido. La selección de baloncesto ha tenido que ir a la prórroga para poder vencer a la anfitriona. Por su parte, los chicos de balonmano han conseguido una importantísima victoria que se ha decidido en los últimos segundos ante Polonia.

Casi todo el mundo pensaba que los jugadores de Aito no tendrían ningún problema en derrotar a la China de Yao. Y no podían estar más equivocados. España ha estado a punto de perder un partido que le podría haber hecho mucho daño clasificatoriamente como mentalmente.

China sabía perfectamente lo que tenía que hacer para que el juego español no funcionara. Impidió los pases fáciles a los hombres altos españoles y supo atacar en cada momento las diferentes defensas que planteaban los jugadores de Aito. Además, se sumaba el acierto desde el exterior de los chinos. De esta manera, los anfitriones consiguieron escaparse hasta de 15 puntos.

Llegaba el último cuarto con una desventaja de 14 puntos. Los españoles salieron a por todas desde el principio, como deberían haber hecho mucho antes. Con una defensa mucho más agresiva y efectiva, y con una mejor selección de los ataques, España ha ido recortando la diferencia en el marcador de la mano de Ricky, Rudy y Pau. Al final de los cuarenta minutos se ha llegado con empate. En el tiempo extra, España ha sido muy superior con una buena selección de los ataques y una buena defensa. Además, Yao ha cometido su quinta falta personal, lo que ha hecho a los chinos bajar los brazos definitivamente. Mucho cuidado con este tipo de partidos en los que no se sale al cien por cien desde el inicio porque puede ser que ya no haya tiempo para remontadas.

Jornada De Infarto1

En balonmano, el partido fue un tanto extraño ya que los dos equipos fueron a tirones. España comenzó bien, poniéndose en ventaja en el marcador pero Polonia reaccionó y consiguió remontar. Al final del primer tiempo se fue con ventaja de un gol por parte de Polonia.

En la reanudación, a España le costó demasiado entrar en el partido, parecía que estaban todavía en el vestuario. Polonia lo aprovechó y se marchó en el marcador hasta alcanzar los cinco goles de diferencia cuando quedaban catorce minutos para el final. Pastor solicitó un tiempo muerto en ese momento. Y ahí resurgió España. Con unos minutos de ensueño, los españoles fueron remontando en el marcador hasta colocarse un gol por encima de los polacos. Polonia tuvo el balón para empatar el partido a falta de tres segundos pero Hombrados detuvo el lanzamiento.

Imágenes: RTVE (baloncesto) Marca (balonmano)