Fútbol

Internacional campeón de la Copa Sudamericana

Mientras todavía en Europa las resoluciones continentales están lejos de tener un final, una de las copas semestrales latinoamericanas ya ha llegado a su fin. Se trata de la Copa Sudamericana. Y el campeón ha sido el Internacional de Porto Alegre, tras empatar 1-1 en tiempo extra y haber ganado 0-1 el encuentro correspondiente a la ida. Así, el club brasileño se convierte en el primer equipo de este país en alzarse con dicho certamen.

Estudiantes sabía que tras perder el partido de ida, tendría que salir por todas en el Beira-Rio de Porto Alegre, donde los “Colorados” ofician de locales. Y así fue, aunque no la pasaron del todo bien en el primer período, donde se dio un interesante partido de ida y vuelta, aunque con cautela por ambas partes. Así es como todo terminó en tablas durante ese primer acto, aunque todo Estudiantes protestó por un gol anulado a Boselli a instancias del asistente. Existía una posición de adelanto semipasiva de otro jugador “Pincha” a la hora de definir el ex delantero de Boca.

El segundo período tuvo un comienzo con el Inter mejor plantado, aunque su juego se fue diluyendo rápidamente. Así es como el equipo visitante tomó el comando del balón y fue en busca de la victoria que, al menos, le diera la oportunidad de llegar a la prórroga. En el primer balón que el ingresado Enzo Pérez tocó, le cometieron una infracción al borde del área. Benítez lanzó un efectivo centro que sobró a toda la defensa y por el segundo palo ingresó Alayes para definir. Faltaban todavía más de 20 minutos para que el cotejo finalizara, pero el marcador se mantendría intacto. El árbitro Larrionda decretaba el final y era el momento del tiempo extra.

Allí Estudiantes sintió el desgaste que hizo por conseguir la igualdad de la serie. El equipo de Astrada se quedó sin piernas y, para colmo de males, tuvo que utilizar su última modificación para retirar a Juan Sebastián Verón, figura, capitán y tiempista del conjunto platense. Así fue como en el minuto 113 caería un balón de D’alessandro sobre el área y, tras una serie de rebotes, Nilmar decretaría el gol de la consagración. El “Pincha” hizo un digno partido, pero no tuvo resto ya para combatir al que sería el justo campeón de una Copa Sudamericana que dominó de principio a fin, derrotando claramente a rivales como Boca Juniors, las Chivas de Guadalajara y al mismo Estudiantes en la final. Merecida consagración para el Inter de Tité.