Otros Deportes

Imperdonable

Imágenes como la vista hoy en el deporte olímpico solo pueden tacharse como lamentables. El taekwondista cubano Angel Matos agredió brutalmente como se puede ver en la imagen al árbitro sueco Chekir Chelbat por haberle descalificado en la lucha por la medalla de bronce.

Matos que llegaba a los Juegos Olímpicos de Pekín como uno de los grandes favoritos para llevarse la medalla de oro tras haberla logrado en los anteriores Juegos Olímpicos de Sidney ha demostrado su mal perder.

El cubano tuvo que disputar la pelea para adjudicarse la medalla de bronce tras haber perdido contra el koreano Dongming Cha en las semifinales. En la lucha por la medalla de bronce le enfrentaba al kazako Arman Chilmanov, al parecer el cubano tuvo que ser atendido por una lesión y superó el minuto de tiempo reglamentario, lo que obligó al arbitro sueco a descalificarle, esto propició que tanto Angel Matos como su entrenador protestaran fuertemente.

Pero, la reacción del taekwondista fue más allá, el cubano se acercó al árbitro y después de discutir con el le propició una espectacular patada de Taekwondo en todo el rostro.

Se tratan de unos hechos muy lamentables que empañan totalmente el espíritu del taekwondo y sobretodo de los Juegos Olímpicos, lo que ha provocado que la Federación Internacional de Taekwondo anunciará rápidamente la suspensión de por vida del taekwondista de Angel Matos y su entrenador por los graves hechos acontecidos.

Una sanción ejemplar pero visto las imágenes totalmente justa.