Fútbol

Hull City, la sorprendente cenicienta de la Premier League

El rostro bañado en lágrimas de Dean Windass (foto) sintetizaba todo lo que pasaba por la mente de los aficionados del Hull City en aquel ya memorable para la historia del club 23 de mayo de 2008. “Deano”, un ex alcohólico, rocoso goleador inglés de casi 40 años y jugador nacido en la institución, convertía el gol ante el Bristol City que le posibilitaba a los “Tigers” de Kingston Upon Hull jugar en la máxima categoría del fútbol inglés por vez primera en su historia.

Inevitablemente, el hecho de ser un club debutante dentro de la competición lo colocaba en la obvia condición de candidato número uno a irse al descenso. Sin embargo, poco más de cuatro meses después, la realidad es otra totalmente diferente: si la Premier finalizara hoy mismo, ese modesto equipo estaría jugando la Champions League.

El sorprendente equipo dirigido por Richard Horton tenía toda la papeleta en su contra en este inicio de la liga más competitiva del mundo entero. Pero tras siete jornadas, todo parece estar a favor de estos “Tigers” que se han encaramado en la parte alta de la clasificación. Con resultados sorprendentes, como las victorias a domicilio ante el Arsenal y el Tottenham, el Hull ya es un equipo respetado en toda su nación y al cual los rivales no subestiman. Mientras varios creían que su performance estaba condenada a ser como la del Derby County, todo parece indicar lo contrario, de momento.

Horton consiguió con pocos jugadores destacados un equilibrio en todas sus líneas. Tiene un gran portero como Boaz Myhill, que tiene un excelente juego con los pies y es uno de los referentes indiscutidos del equipo. Ha logrado una defensa sólida, con el capitán Ian Ashbee a la cabeza y también un mediocampo efectivo, donde el fichaje estelar Geovanni es quien se está destacando. Tras varias temporadas en el ostracismo, el ex Fútbol Club Barcelona parece haber encontrado en Kingston upon Hull su lugar en el mundo del balompié, donde está resurgiendo a pasos agigantados. La delantera formada por el anglo-jamaicano Marlon King y por el Glasgow Rangers Cousin promete goles y también sacrificio en ataque.

En un conjunto en donde los jugadores nacidos fuera de las islas son la excepción y en donde hay una fuerte apuesta por la consolidación del producto interno, paradoja si las hay en el hiperglobalizado fútbol inglés, el orden, el sacrificio, el perfil bajo y la solidaridad están comenzando a destacarse. ¿Quién hubiese apostado que al día de hoy el Hull City iba a estar tan sólo tres puntos por detrás de Chelsea y Liverpool, que en dos o tres jugadores concentran el valor de la plantilla entera de los “Tigers”? Seguramente nadie. Lo cierto es que el Hull ya está desatando una especie de manía entre varios seguidores de los equipos más modestos del mundo del fútbol. ¿Podrán mantener su lugar de privilegio en la Premier League? Quien lo sabe. Lo cierto es que nadie, de momento, se atreve a decirle a esos enfervorizados simpatizantes de camiseta naranja que se bajen de su sueño.