Fútbol

Fallece Maguregui, el inventor de la táctica del autobús

foto jose maria maguregui

José María Maguregui, ex futbolista y ex entrenador vizcaíno, falleció el lunes a la edad de 79 años. A Maguregui se le atribuye la invención de la táctica del autobús, que no es otra que acumular muchos jugadores en defensa.

Títulos como futbolista

Maguregui nació el 16 de junio de 1934 en el municipio vizcaíno de Miravelles y desde muy pronto comenzó a jugar al fútbol. Como futbolista vivió sus momentos más gloriosos vistiendo la camiseta del Athletic Club de Bilbao entre los años 1952 y 1961.

Con el equipo rojiblanco ganó la Liga en la temporada 1955/56 y tres Copas (1955, 1956 y 1958) y fue internacional con España siete veces.

Tras dejar el Athletic, Maguregui todavía prolongó su carrera como jugador en el Sevilla, donde jugó dos campañas, el Espanyol y el Recreativo de Huelva, club en el que puso fin a su etapa como futbolista en 1965.

414 partidos como técnico de Primera

Una vez retirado de los terrenos de juego, se centró en su carrera como entrenador y, desde 1969 hasta que se retiró dirigió al Sestao, Racing de Santander, Celta de Vigo, Almería, Espanyol, Atlético de Madrid, Real Murcia y Almería. En total fueron 414 encuentros los que ejerció como entrenador en Primera División, a los que se deben sumar los que estuvo dirigiendo a clubes en la categoría de plata del fútbol español.

De su etapa como técnico siempre se recordará su famosa táctica del autobús, que consistía en acumular centrales y jugadores defensivos por delante del portero. Una estrategia muy defensiva que le sirvió para prolongar su carrera en los banquillos durante muchas temporadas aunque en ninguna de ellas pudo dirigir a su equipo, el Athletic de Bilbao, ciudad en la que se le tenía mucho cariño.

José María Maguregui estaba casado y tenía dos hijos. En los últimos tiempos estaba bastante delicado de salud y no se prodigaba mucho en actos públicos. Uno de los últimos en los que se le pudo ver fue el pasado 5 de junio, con motivo de la despedida del antiguo San Mamés, campo en el que vivió sus mejores momentos como jugador.