Fútbol

Estrellas de la Eurocopa 2008: Arda Turan

La selección turca ha regresado a una competición internacional de magnitudes y planea dar la sorpresa en el grupo que integra junto a la República Checa, Portugal y Suiza. Si bien los lusos tienen todas las posibilidades, a priori, para imponerse en su grupo, los otomanos quieren dar que hablar. Y sus aspiraciones mucho dependen de este jovenzuelo atrevido que lleva por nombre Arda Turan.

El nóvel jugador del Galatasaray, siempre integrante de los equipos juveniles turcos, ha conseguido hacerse poco a poco con un lugar en la selección mayor hasta convertirse en un habitual total a las convocatorias de Fatih Terim. Y mucho más en estas circunstancias: el zurdo jugador de los “çimbon” terminó siendo decisivo para la obtención del campeonato turco, marcando un hat-trick frente al Sivasspor, que venía al acecho y aportando cuatro goles más durante la temporada.

Algunos osados se atreven a calificarlo como un nuevo Gica Hagi en las tierras del Bósforo, comparación que no llega a ser del todo descabellada pero que, a estas alturas, sigue siendo un poco exagerada. De todas maneras, buenos modos no le faltan a Arda Turan. Puede moverse por todo el mediocampo, aunque prefiere el flanco izquierdo y destacan su claridad y capacidad de visión de juego.

El juvenil, que recién ha cumplido 21 años, puede llegar a ser una de las sensaciones de su equipo y un arma fundamental en un combinado donde se mezclan la juventud y la experiencia en partes iguales. Junto a “perros viejos” como Rustu Reçber o Hakan Sukur, se encuentran chavales como él, Ibrahim Kas, Erding o Topal. Seguramente intentarán dar la sorpresa.