Fútbol

España a la final con buen juego y goles

Quien lo iba a decir apenas unas semanas atrás que España iba a disputar la gran final de la Eurocopa. Todos recordamos los lamentables encuentros preparatorios ante Perú y Estados Unidos que habían dejado muchas dudas sobre las posibilidades de la selección, incluso muchos no apostábamos ni tan siquiera por un pase a cuartos de final. Sorprendentemente, España ha dado una lección de fútbol a toda Europa, deslumbrando con un juego de lo más vistoso y creativo. Sin duda alguna España es la mejor selección de esta Eurocopa, ahora solo falta demostrárselo a los alemanes el próximo Domingo.

España salió ayer al campo como un auténtico campeón, se había hablado mucho sobre la progresión ascendente de la selección rusa, su meritorio triunfo ante la selección holandesa presagiaba que iba a ser un encuentro muy diferente al que se disputo en la fase inicial, donde España ya le endosó un 4-1. Todas las miradas estaban en el jugador ruso Arshavin, un futbolista que no había disputado el anterior encuentro ante España y que parecía que había sido el gran revulsivo de los últimos partidos de la selección rusa.

Aunque la selección salió muy sólida y segura de si misma a la media hora se quedó sin su goleador, el guaje Villa se lesionaba fortuitamente al sufrir un tirón muscular. El pichichi de esta Eurocopa posiblemente se pierda la gran final ante Alemania. Cesc Fabregas ocupó su lugar. La lesión del guaje coincidió con los peores minutos de la selección española sobre el terreno de juego, el equipo español sufrió algunas ocasiones de gol por parte de los rusos que apunto estuvieron de estrenar el marcador.

En la segunda parte la selección fue un verdadero vendaval de juego, Xavi a los cinco minutos sorprendió a la defensa rusa llegando hasta el punto de penalti y rematando a gol un pase de Iniesta. A partir de entonces los rusos desaparecieron del partido y Cesc Fabregas se encargó de dirigir el juego de ataque de España.

Después del primer gol, España dispuso de algunas ocasiones de gol por medio de Fernando Torres, pero el niño, como en toda la Eurocopa, no esta acertado de cara al gol, con lo que fue cambiado a los veinte minutos por Dani Guiza. Cuatro minutos le bastaron a Guiza para marcar un gol tras pase de Cesc y dejar el partido prácticamente resuelto a falta de un cuarto de hora. Pero si dos goles no eran suficientes, faltaba la guinda, otro pase de Cesc que daba medio gol a Silva, 3-0 eliminatoria resuelta y a la final de la Eurocopa.

Ahora nos espera el último escollo, la todopoderosa Alemania, la tricampeona de Europa y del Mundo será nuestra última victima. Podemos!!!!