Fútbol

El Valencia sufre demasiado

El Valencia sufrió más de lo esperado en el partido que le enfrentó al Espanyol. Los valencianos tuvieron que remontar un 0-1 en contra para acabar imponiéndose a los catalanes por 2-1. La clave del partido estuvo en la expulsión por dos manos en pocos minutos del ex valencianista Rufete.

El Valencia de Emery tuvo que poner todo de su parte para llevarse un partido que se puso cuesta arriba tras el gol de Román tras tocar un defensa valencianista. El Valencia estaba atascado y no sabía cómo hacer daño a los de Mané. Pero la polémica expulsión de Rufete por doble amarilla fue un punto de inflexión.

Desde la expulsión, los valencianistas se vinieron arriba y como es lógico encontraban más huecos en la defensa blanquiazul. El empate llegó, al cuarto de hora de la reanudación, a cargo del defensa valencianista Albiol.

Con la entrada en el campo de Silva, tras su lesión, el equipo encontró más ideas en ataque y a falta de diez minutos para el final, Vicente conseguía el 2-1 que culminaba la remontada tras una jugada con Villa. De esta forma, el Valencia se pone segundo en la clasificación a falta de lo que haga esta tarde el Villarreal.