Fútbol

El Valencia, al borde de la quiebra

El Valencia Club de Fútbol está pasando uno de los peores momentos económicos en sus casi 100 años de historia. El club debe alrededor de 350 millones de pesetas, tiene un nuevo estadio a medio hacer, su actual coliseo está hipotecado y el propietario del club, una Fundación semipública, no puede pagar al banco los 75 millones que éste le prestó para hacerse con el control del club

Esta situación, crítica, fue comentada en rueda de prensa por David Albelda, capitán del equipo y una de las referencias del club. “Se nos vendió que éramos los más ricos del mundo y ahora lo estamos pagando. No queda más remedio que hacer frente a esa deuda económica y lógicamente se toman decisiones impopulares pero para eso hay un presidente”, dijo en elogiosa alusión a Manuel Llorente.

¿Fichajes de invierno?

Una crisis que lógicamente afecta a la parcela deportiva, por lo que Albelda no cree que sea cierto que se vayan a reforzar hasta tres puestos en el mercado invernal. “No me lo creo y si se traen seguro que no serán de mucho coste porque me parece que el Valencia no se lo puede permitir”.

Crisis también deportiva

“Me parece injusto cargar todo sobre la figura del entrenador y sobre todo cuando son errores corregibles por nuestra parte”. dijo Albelda en defensa de su entrenador, el argentino Mauricio Pellegrino.  “En el VCF la urgencia es el día a día y lo importante es ir sacando victorias para mejorar porque desde las victorias siempre es más fácil”.