Fútbol

El Sporting sonríe luego de la jornada de Segunda

Una nueva jornada de la Segunda división del fútbol español volvió a disputarse, con tan sólo dos partidos más por disputarse y, aunque la lucha está más que abierta aún, el Sporting ha sido el que más beneficios ha obtenido. Los sendos empates que tanto Real Sociedad como Málaga, los otros dos aspirantes a quedarse con los sitios de ascenso restantes (recordad que el Numancia ya es equipo de Primera), dejaron a los asturianos en la segunda colocación y con más oportunidades de lograr el pasaje a la categoría de oro.

A esta jornada número 40 de la Segunda llegaban en óptimas condiciones los tres equipos citados. El Málaga se encontraba segundo y tanto Real Sociedad como Sporting compartían en misma cantidad de unidades el sitio restante, aunque en caso de igualdad serán los gijonenses quienes se lleven el ascenso por mejor resultado en los partidos disputados entre ambos conjuntos. Pero esta jornada hace prever que tal vez no necesiten de esos encuentros para decidir el ascenso, ya que de sí mismos dependen ahora mismo.

Los rojiblancos, sin dudas, fueron quienes mejor partido sacaron de esta jornada. Si bien todo había empezado de manera adversa ante el Córdoba, los minutos hicieron que el rumbo del partido cambiara por completo. Los goles anotados por Bilic y Morán en el segundo período le otorgaron automáticamente la segunda plaza, ya que el Málaga y la Real Sociedad no pudieron en casa ante Cádiz y Salamanca respectivamente.

Lo del Málaga, que parecía tener el ascenso casi en bandeja, se fue poniendo esquivo en las últimas jornadas. Ahora fue el turno de recibir a un Cádiz más que complicado en la lucha por no descender y a pesar de las necesidades de ambos, las vallas no se vulneraron en momento alguno. Mientras que los donostiarras igualaron en 1 frente al equipo salmantino, complicándose aún más el ascenso. Todavía restan dos jornadas y todo hace prever que se definirá in extremis. La lucha por dos lugares en Primera es cosa de tres y nadie quiere quedarse fuera.