Fútbol

El saldo de Sudáfrica 2010 al día de la fecha

Son las primeras horas de descanso desde que inició el Mundial. Luego de octavos de final tenemos dos días sin partidos y los podemos aprovechar para hacer un balance de lo sucedido hasta el momento en Sudáfrica. ¿Qué sucedió con los europeos? ¿A que se debe el éxito de los sudamericanos? Curiosidades, análisis y rarezas de un Mundial atípico.

Es cierto que antes de iniciar, este prometía ser un Mundial singular: por primera vez la cita máxima del futbol se celebra en el continente africano y los grandes candidatos de siempre llegaban con algunas flaquezas. Así quedó demostrado al cabo de la primera ronda donde los finalistas de 2006, Italia y Francia, quedaron fuera sin conocer la victoria y con magras actuaciones. Inglaterra también sufrió para pasar a octavos donde finalmente quedó fuera. Portugal también tuvo sus vaivenes y terminó eliminada ante España en la misma instancia.

La contracara son los equipos sudamericanos: los 5 clasificados al mundial accedieron a octavos y 4 de ellos están en cuartos (cabe destacar que Brasil y Chile se enfrentaron entre sí, lo que obligatoriamente pronosticaba la eliminación de un sudamericano). Y no es una cuestión arbitraria: Brasil y Argentina ganaron todos sus partidos, Uruguay gano 3 de 4 (empató en su primer encuentro ante Francia) y Paraguay a fuerza de garra y algo de fortuna también se abrió camino. Mención aparte merece el Chile de Marcelo Bielsa que luego de dos ausencias en Mundiales (su última participación había sido en Francia ’98) logró clasificarse y acceder a octavos donde la suerte no le ayudó: se cruzó con Brasil.

Asia y Oceanía no prometían demasiado y cumplieron: ya no tienen representantes en el certamen. En tanto África aún tiene su esperanza: Ghana, equipo que históricamente ha tenido buenos rendimientos en los Mundiales juveniles, pero que hasta el momento no había logrado plasmar esa calidad en los certámenes de la selección mayor.

En concreto, de los 7 campeones de la historia de los mundiales aún quedan 4 (Brasil, Alemania, Argentina y Uruguay), con lo cual las posibilidades de tener un nuevo campeón son de 50 y 50. Holanda, Brasil, Argentina y España se perfilan como los grandes candidatos, aunque cabe destacar que de los dos primeros solo uno llegará a semifinales (se cruzan en cuartos) y de los dos segundos solo uno tiene posibilidades de acceder a la final (se cruzarían en una hipotética semifinal).

El balón de momento está detenido, pero volverá a rodar este viernes cuando comiencen los cuartos de final.