Fútbol

El Real Madrid se lleva la Copa del Rey ante un desdibujado Barça

Depositphotos_38881067_l

El Real Madrid se proclamó campeón de la Copa del Rey al vencer por dos goles a uno al FC Barcelona en la final disputada en el estadio de Mestalla (Valencia). El equipo que dirige Carlo Ancelotti basó la victoria en la seguridad defensiva y un peligroso contragolpe.

El partido entre madridistas y blaugranas no fue brillante en cuanto a juego pero sí tuvo la emoción de los clásicos e incluso en algunos momentos no faltó la tensión sobre el terreno de juego entre los jugadores de ambos equipos.

El Real Madrid planteó un partido defensivo con el objetivo de cerrar los espacios a los hombres creativos del FC Barcelona. Solo Iniesta conseguía en alguna ocasión superar la barrera blanca, mientras que Leo Messi estuvo muy desdibujado durante todo el encuentro y su equipo lo acusó.

Contragolpe letal

Mediada la primera parte, Di María, al borde del fuera de juego, aprovechó un rápido contragolpe de su equipo y batió a PInto que, quizás, pudo hacer algo más para evitar que el primer tanto subiera al marcador.

A partir del gol el Real Madrid todavía acumuló más hombres en defensa que evitaron que Iker Casillas pasara por apuros.

En la segunda parte el FC Barcelona intentó con más decisión conseguir el gol del empate y poco a poco encerró al Real Madrid en su área y logró empatar en el minuto 68 gracias a un excelente remate de cabeza del canterano Bartra.

¿Fin de ciclo?

El gol devolvió la tranquilidad al FC Barcelona que se adueñó totalmente de la posesión del balón pero no encontraba vías de acceso claras para sorprender al portero del Real Madrid. Con el Barça volcado, una nueva contra protagonizada por Bale a menos de cinco minutos para el final sentenció la final y deja abierto el debate respecto a si el FC Barcelona ha llegado al final de un ciclo y precisa de hacer cambios drásticos en su plantilla para recuperar la hegemonía que ha demostrado en los últimos años.