Fútbol

El Real Madrid pasa como un ciclón por el Veltins Arena (1-6)

Depositphotos_39336049_original

El Real Madrid pasó como un ciclón por el Veltins Arena de Gelsenkirchen y dejó sentenciado su paso a cuartos de final de la Champions League tras derrotar al Schalke 04 por 1-6. Cristiano Ronaldo, Benzema y Bale marcaron dos goles cada uno en una noche mágica para un equipo que en tierras alemanas solo había logrado una victoria en toda su historia.

El equipo que entrena Carlo Ancelotti salió al impresionante Veltins Arena con las ideas muy claras y dispuesto a no dejar que su rival se hiciese con el control del partido. Xabi Alonso y Modric se bastaron para adueñarse del centro del campo y surtir de balones a los tres jugadores más ofensivos del Madrid, Cristiano, Benzema y Bale, que tuvieron una de esas noches soñadas por cualquier delantero, con oportunidades y goles.

Iker Casillas

Aún así, y pese al dominio absoluto del equipo blanco, Iker Casillas, titular en la Champions League, demostró cuando la ocasión lo requiso que sigue siendo una garantía bajo los palos pese a que no está gozando de continuidad en el equipo titular desde hace prácticamente un año. Tuvo un par de acciones de mucho mérito.

Al descanso se llegó con ventaja para el Real Madrid por dos goles a cero materializados por Benzema y Bale que dejaban el partido prácticamente sentenciado.

Tras la reanudación, las cosas no fueron a mejor para el equipo alemán y el Real Madrid cada vez se sentía más cómodo sobre el terreno de juego, desplegando un fútbol rápido y efectivo que hacía presagiar que los goles seguirían cayendo de su lado.

Festín goleador en el segundo tiempo

Fue el momento de Cristiano Ronaldo, que no quiso dejar pasar la ocasión de sumarse al festín goleador para agrandar sus estadísticas en la máxima competición continental. Solo al final, con el tiempo prácticamente concluido, Huntelaar pudo marcar el gol del honor para los alemanes.

Tras esta rotunda victoria el Real Madrid certifica su pase a los cuartos de final y en el partido de vuelta podrá permitirse el lujo de dar descanso a algunos jugadores y reservarlos para la siguiente ronda.