Fútbol

El Milan retrasa el alirón de su clásico rival

Parece que fuera a propósito, pero en cuestión de semanas se aglutinan todos los derbis más importantes del mundo. Este mismo fin de semana han jugado Boca y River por la liga argentina, el próximo lo disputarán Real Madrid y Barcelona, mientras que ayer, en Italia, Milan e Inter se veían las caras en Giuseppe Meazza, con el morbo implícito que podía significar una victoria del Inter y una derrota de la Roma, que convertiría a los “neroazzurros” en automáticos campeones. Y nada menos que ante su clásico rival.

Si de algo pueden estar seguros los “rossoneros” es que siempre obtienen un plus de grandeza cuando se enfrentan a su clásico rival. Ayer no fue la excepción. Primero se adelantó con Kaká, luego Inzaghi puso el 2-0 y recién Viera pudo reducir distancias en el segundo período. Pero esas distancias no llegaron a verse reducidas en su totalidad debido a la buena actuación del portero Kalac. De esa manera, el morbo quedaba totalmente de lado. El Inter tendría que esperar para ser campeón y, de paso, el Milan se metía por fin en puestos de Champions.

En esta jornada del Calcio hubieron otros dos protagonistas y responsables directo de todas estas cuestiones. Si el Inter sigue sin ser campeón es porque la Roma goleó 3-0 a la Sampdoria y se puso a tan sólo tres unidades de los punteros. Quedan dos fechas por delante y aún puede suceder cualquier cosa, aunque, de terminar igualados los de Milán serían los campeones.

El otro protagonista implicado en la cuestión es la Fiorentina, que permitió poder ingresar a los “rossoneros” en puestos de Liga de Campeones. Así, los dirigidos por Prandelli cerraron una semana para el olvido. Quedaron fuera de la final de Copa de la UEFA y, para colmo de males, ya no dependen de sí mismos para ingresar en Champions, ya que cayeron derrotados ante el Cagliari.

Se viene un final de temporada a matar o morir en el fútbol italiano. Nadie tiene su futuro asegurado y, por esto mismo, las dos jornadas que restan pueden determinar una serie de cuestiones que aún están cubiertas de incertidumbre.