Fútbol

El Madrid gana con comodidad pero sin destacar

El Real Madrid se estrenó en la presente Champions League con un triunfo frente a un desconocido Bate de Bielorrusia. El juego del Real Madrid no fue ninguna maravilla pero al final lo que valió fueron los tres puntos obtenidos que le sitúan como líder del grupo junto a la Juventus de Turín que también ganó su partido frente al Zenit Sant Petesburgo.

Como era de esperar el Real Madrid acabó ganando su partido, y no era para menos un rival de la talla del Bate no podía traer complicaciones a un equipo que espera lograr su décima Copa de Europa.

El Real Madrid jugó muy bien durante el primer cuarto de hora, en el que se vieron cosas para destacar, entre ellas el gol que marcó Sergio Ramos. Guti que estuvo muy desmarcado durante casi todo el partido mandó un pase largo hacía Sergio Ramos que este acabó chutando al fondo de la red. Después del gol llegaron dos ocasiones seguidas de Raúl y Van Nistelroy y a partir de ahí el partido cambió de marcha, cambió porque el Madrid bajó su marcha y no a la cuarta sino más bien a la segunda, primera o al punto muerto.

Después del descanso, el Madrid no aceleró y continúo con su juego soso, pero efectivo. Van Nistelrooy se encargó de sentenciar el partido en el minuto 11 de la segunda mitad, un gol que vino dado gracias a un disparo de Raúl que el portero bielorruso rechazó y el ariete madridista acabó colándolo en la red.

Ese segundo gol, sirvió para olvidarse del partido y pensar ya en la próxima jornada de liga y en los próximos rivales en la Champions el Zenit St.Petesburgo y sobretodo la Juventus, el que a priori será el gran rival de los madrileños.