Fútbol

El fútbol español despide a Luis Aragonés

foto luis aragones

El fútbol español despidió a Luis Aragonés con emotivos homenajes en los estadios. El más importante, sin duda, el llevado a cabo en el Vicente Calderón por el Atlético de Madrid y su afición, el club de toda la vida del “Sabio de Hortaleza”.

Luis falleció el sábado a consecuencia de una leucemia. El ex jugador y ex entrenador tenía 75 años y prácticamente toda su vida la dedicó al fútbol, primero en su etapa como futbolista y, posteriormente, como técnco.

Símbolo del Atético

Aragonés nació en Hortaleza en 1938. Debutó como futbolista de Primera División en el Oviedo pero fue en el Atlético de Madrid donde demostró la clase de jugador que era, convirtiéndose en un símbolo para el club rojiblanco, con el disputó una final de la Copa de Europa ante el Bayern Munich. Como futbolista ganó tres títulos de Liga y dos de Copa.

Su trayectoria como entrenador comenzó en el Atlético, equipo al que ha dirigido en varios momentos. También entrenó al Real Betis, FC Barcelona, Espanyol, Sevilla, Valencia, Oviedo, Mallorca y al Fenerbahce de Estambul (Turquía), club en el que puso fin a su etapa como entrenador.

Cambió la historia de la selección

Como entrenador consiguió ganar una Liga, cuatro Copas del Rey, una Supercopa de España y una Copa Intercontinental. Pero sin duda será recordado por su trabajo como seleccionador nacional, pues fue la persona que consiguió cambiar la historia de España al proclamarse campeona de la Eurocopa de 2008 disputada en Austria y Suiza.

Aragonés realizó muchos cambios en el equipo nacional e instauró un nuevo estilo de juego basado en la posesión y el toque que aún hoy perdura y que le ha proporcionado a España, de la mano de su sustituto, Vicente Del Bosque, un Mundial y otra Copa de Europa.

El Atlético de Madrid, en su partido contra la Real Sociedad, le tributó el mejor homenaje que Luis podía recibir, pues consiguió la victoria por cuatro goles a cero y se situó primero en la Liga acabando con la supremacía del FC Barcelona, que pinchó en su casa ante el Valencia (2-3).